Local

Felipe González opina que el PP tiene "muy cerca la posibilidad de una mayoría absoluta"

Dice que los relevos generacionales de líderes siempre se han hecho mal y propone una especie de 'Senado virtual' para analizar desafíos.

el 07 abr 2011 / 10:10 h.

TAGS:

El expresidente del Gobierno Felipe González considera que los 'populares' "tienen muy cerca la posibilidad de una mayoría absoluta" y, por lo tanto, haya "una segunda etapa" como la que se abrió a partir del año 2000 en lo que se refiere al "pacto constitucional" y las relaciones autonómicas.

González responde así preguntado si una nueva mayoría absoluta del PP llevaría a una ruptura del pacto constitucional en la relación con Cataluña, en el libro '¿Aún podemos entendernos?' (Planeta) de conversaciones con el veterano 'convergente' Miquel Roca y el periodistas Lluis Bassets.

Las charlas, que tuvieron lugar en otoño de 2010, están centradas en la situación catalana después de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el 'Estatut' pero aborda también cuestiones de política nacional. González propone, por ejemplo, que el periodo de cálculo de las pensiones sea de toda la vida laboral y avisa que en un horizonte de 25 años habrá que asumir que la edad de jubilación se sitúe en los 70.

Además, aboga por la privatización de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) sin trocearla, porque sólo es rentable integrada y asegura que él no habría destinado inversión pública al aeropuerto de Castilla-La Mancha y que habría retrasado el uso efectivo de las lenguas cooficiales en el Senado para quitar argumentos a los que se opusieron por su coste.

El expresidente evita referirse a asuntos del PSOE -de su "tribu"- pero, a la hora de hablar de los relevos generacionales de líderes políticos, avisa: "Eso lo hemos hecho mal, siempre" y elogia el sistema alemán de "intercalar generaciones" en los puestos de responsabilidad.

En este punto, Roca opina que en CiU el relevo en favor de Artur Mas sí se ha hecho bien. Ambos coinciden en advertir contra los que son políticos "de profesión" desde muy jóvenes porque, aunque haya excepciones, corren el riesgo de mirar más por su interés personal que por el general.

REDUCIR LA ENDOGAMIA EN LOS PARTIDOS

"A lo mejor por eso me dejaron de invitar a los cursos de formación de cuadros del partido, por algo que repetía: 'Parto de la base de que quien sólo sirve para ser alcalde o ser diputado, lo más probable es que tampoco sirva para eso", dice González, que aboga incluso por emprender, con gran "consenso", alguna reforma electoral que sirva para reducir la endogamia de los partidos.

El ex líder socialista no habla de cuestiones del PSOE pero sí lo hace Roca, a la pregunta de si la clase política es de baja calidad. "Si en este momento, después del relevo generacional que representa Zapatero, la esperanza es que vuelva Rubalcaba, pues ya está todo dicho, no?".

Y, preguntados por cómo se puede hacer que políticos veteranos como ellos tengan participación efectiva en el debate político, González apuesta por una especie de "Senado virtual", no representativo, con personas que busquen respuestas a los grandes desafíos globales, gente que ya no esté en las instituciones y que debatan al margen de su "tribu" o de su actividad habitual.

Además, propone que al margen de lo que suceda en las elecciones municipales y autonómicas del 22-M sería necesaria una "política seria de acuerdos" para abordar asuntos en los que hay "margen de maniobra, aunque sea muy pequeño, se enganche o no se enganche el PP".

González advierte también sobre otro asunto que le parece "extraordinariamente delicado" y es que los hombres imputados, no condenados, por violencia de género, pierda la custodia de sus hijos. "Eso no sirve para desestimular la violencia contra la mujer, sino para estimularla. Yo he perdido y, además, ¿no puedo ver a mis hijos? Yo tengo un problema con este señor o esta señora", afirma.

Ambos dedican duras críticas al PP por su actitud con Cataluña que, a juicio del expresidente, mezcla "oportunismo electoral" con su "visión de la unidad de España". González afirma además sentirse "corresponsable" del pacto entre CiU y PP que permitió a José María Aznar llegar al Gobierno en 1996 porque, según dice, le dio un "razonamiento práctico" a Jordi Pujol.

LO QUE ZAPATERO NO DEBIÓ DECIR

En este punto, Roca subraya que Felipe González "no tenía mala acogida en Cataluña", de manera que "no tuvo nunca necesidad de decir que lo que aprobase el Parlamento catalán lo votaría el íntegro", en alusión al compromiso de Zapatero durante la elaboración del 'Estatut'.

Sobre ese asunto, González cree que con esa posición Zapatero generó "una especie de subasta entre los grupos" catalanes "para ver quién pide más para su tierra".

A su juicio, Zapatero tampoco debió decir que sólo haría la reforma laboral que pactasen los interlocutores sociales, sino que debió haber advertido desde el principio: "'Si no lo hacen ya lo haré yo'. Eso les da a las partes infinitamente más razones para el pacto".

No obstante, González se reafirma en que no se va a "distanciar" de Zapatero en momentos de "dificultades serias". "Voy a seguir diciendo lo que pienso, aunque si alguien piensa que formo parte del sacrificio ritual, no. Las interpretaciones que se hagan en ese sentido tendrían consistencia hace cuatro años, pero no tienen ninguna ahora", afirma.

Por otro lado, el ex dirigente de CiU pide revisar el sistema de financiación autonómica, aprovechando que el Tribunal Constitucional ha anulado algunos aspectos incluidos en el 'Estatut' y porque el nuevo sistema "no ha resuelto los problemas que se habían planteado", aunque admite que hay que hacerla con tiempo porque el momento económico actual es "pésimo".

En todo caso, ambos sí coinciden en que no debe haber competencia desleal fiscal en el interior de España. Según Roca, "no tiene sentido que el impuesto sobre sucesiones sea distinto en unas comunidades y otras".

LE MOLESTÓ LA "LITERATURA" DEL TC MAS QUE EL FALLO

Roca dedica duras críticas al Tribunal Constitucional por una sentencia sobre el 'Estatut' que, a su juicio, da la sensación de que es "la primera vez que se habla de autonomías". González afirma que a él no le molesta tanto el fallo "como la literatura que lo acompaña". "El contenido del fallo, si tuviéramos un liderazgo fuerte en cada lugar, sería casi irrelevante", sostiene el expresidente.

A su juicio, el fallecido ex presidente del TC Francisco Tomás y Valiente "no hubiera hecho esta sentencia", porque sabría que "no estaba sólo interpretando sólo la letra de una ley", sino "el funcionamiento del Estado de acuerdo con el espíritu de la Constitución".

En este punto, el exdirigente socialista critica a los que dicen querer acabar con la "ambigüedad" de la Constitución porque lo que pretenden es acabar con su "flexibilidad". "Y cuando usted acabe con la ambigüedad, entonces no tiene pacto constitucional ni pacto de maniobra", avisa.

  • 1