Local

Felipe González se implica de lleno en la campaña socialista y reclama "movilización"

Se pone “a las órdenes” de Rubalcaba y recuerda que en 1996 la distancia con el PP era de 14 puntos y casi ganan al final.

el 30 sep 2011 / 20:32 h.

TAGS:

FElipe González, Rubalcaba y Zapatero.

El expresidente del Gobierno Felipe González se puso ayer "al servicio" y a las "órdenes" del candidato socialista a las elecciones generales del 20 de noviembre, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Para lo que quieras, a tus órdenes como un militante del partido", proclamó, tras afirmar que Rubalcaba es "lo mejor que le puede pasar a este país", proclamó en la conferencia política del PSOE, que se inició ayer.

La aparición de González en esta conferencia política buscó remover el magnetismo que el expresidente suscita entre los suyos años después de sus 14 años de gobierno, ya que el PSOE de 2011 se enfrenta a encuestas que lo dejan muchos puntos por debajo del PP y al hartazgo ciudadano de la crisis después de siete años de mandato.

Por ello arengó a la "movilización inmediata" -quedan dos meses para dar la vuelta a las encuestas-.

González intervino en el acto inaugural de la conferencia política, uno de los principales hitos de la precampaña socialista, y su discurso quiso ser una inyección de moral: "En el 96 íbamos 14 puntos por debajo y nos faltó un telediario [para haber ganado]". Después echó mano de su experiencia internacional para dar algunas recetas para que Europa salga de la crisis, incluidos los eurobonos y redondeó su discurso recordando a Rubalcaba que él está "aquí, a tu servicio". "Rubalcaba es lo mejor para el futuro del país", apostilló.

Con una chaqueta algo más oscura, pero que recordaba a la de sus mejores mítines, se dirigió a una audiencia a la que animó a aplaudir tras su discurso -y los socialistas lo siguieron a rabiar-. Ni siquiera miró a Zapatero al terminar.

Su intervención, presentado por sorpresa por el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, revolucionó la red social Twitter y los comentarios a sus discurso se llegaron a colocar entre los tres temas más comentados del momento en España.

El discurso de González precedió precisamente al del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien agradeció al PSOE su "apoyo incondicional" y su "lealtad" en unos años en los que ha tomado "medidas difíciles" y "especialmente" al nuevo candidato, Rubalcaba.

El presidente dedicó gran parte de su intervención a justificar estas medidas "difíciles" -en especial, las adoptadas desde mayo de 2010, como la reforma laboral, la de las pensiones o la bajada de sueldo a los funcionarios-, y afirmó que con ellas España evitó una "situación muy difícil" y que han sido igual de importantes que los avances sociales, sobre todo de su primera legislatura, de los que los socialistas están tan orgullosos.

Ayer pidió a los socialistas que se vuelquen y den "apoyo total" a Rubalcaba, al que calificó como candidato trabajador, "directo y esencial", y como un buen capitán de un equipo de fútbol. "Dicen que le gusta estar en todo y no, es que le llaman para todo y él está siempre disponible. Ése es Alfredo Pérez Rubalcaba y yo quiero un presidente del Gobierno que sea así", proclamó.

Y, en esa línea, contestó a quienes acusan a Rubalcaba de haber efectuado recortes en su etapa en el Gobierno, asegurando que lo único que ha recortado han sido las muertes en carretera, la inseguridad ciudadana y "a ETA hasta que está agónica como está en este momento". También en la línea de insuflar ánimos para no llegar a las elecciones dándolas por perdidas, la cúpula del PSOE rechazó en la conferencia que el partido esté "de brazos caídos". Así lo manifestó, entre otros, el presidente andaluz, Antonio Griñán, éste es un "tiempo apasionante", ya que el socialista es un partido "nacido para ganar".

En este sentido, la directora de campaña del PSOE, Elena Valenciano, proclamó que su partido no está "dormido", "deprimido" ni "resignado", sino "vivo" y "listo para el combate electoral".

  • 1