Local

FeMÀS: festejando con holgura las tres décadas

el 06 feb 2013 / 20:33 h.

TAGS:

-->

No es buena época para cumplir años redondos. El Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMAS) celebrará en marzo su trigésima edición -del 2 al 22 en Santa Clara- y, sobre el papel, ello hubiera conllevado un cartel especialmente fastuoso para remarcar que este es el certamen más veterano que, en su género, se celebra en España. Su director artístico, Fahmi Alqhai, no ha tenido probablemente todo el presupuesto que hubiera querido, pero a pesar de ello, ha confeccionado la que quizás sea la edición más redonda y plural de cuantas lleva presentadas. La inauguración con la soprano Raquel Andueza, Christina Pluhar y su conjunto L'Arpeggiata ya parece una manera rotunda de echar a andar el encuentro. Los conciertos a cargo de Bruno Cocset y Les Basses Réunies con un programa sobre los orígenes del violonchelo y el dúo de clavecinistas conformado por Pierre Hantaï y Skip Sempé con un monográfico Rameau supondrán otros de los momentos esenciales de un festival que continuará mimando al público joven -con presentaciones que mezclan teatro y música-, ahondará en su cariz expositivo y continuará tendiendo la mano a los músicos locales.

El evento de la Orquesta Barroca de Sevilla puede ser señalado como acontecimiento, dada la práctica recuperación que supone la interpretación de la ópera La princesa de Navarra de Rameau, con Hervé Niquet en el podio. Otra cita a señalar de obligatoria será la que protagonice el Vocalconsort Berlín con un monográfico de tema religioso en el que estarán acompañados por la danza contemporánea de la Compañía Antonio Ruz. Y, avanzando algo más en el tiempo musical, La Real Cámara despachará un programa temático Boccherini -guitarra goyesca mediante- que supondrá la constatación de que, la de Emilio Moreno, es una de las mejores formaciones de su género en nuestro país.

Menos interés nos provoca la persistencia de Alqhai en incursionar en géneros limítrofes, sean el flamenco o el jazz, y obviar los diálogos con la música de creación de nuestro tiempo, experiencias que dieron excelentes resultados cuando el FeMAS las planteó hace años. En esta ocasión, Uri Caine desplegará su versión, de dudoso gusto, de las célebres Variaciones Goldberg de Bach, pieza que horas antes será interpretada, de manera ortodoxa, por el clavecinista Diego Ares. El director del certamen se ha reservado para él nada menos que la clausura, con su grupo, Accademia del Piacere. Será entonces momento para solazarnos con el canto de Mariví Blasco y Juan Sancho, dos de las voces más sobresalientes del universo antiguo. -->-->

  • 1