Local

Feria de Abril desde Valencia a Buenos Aires

La Feria de Abril ha dejado de ser una fiesta local. Los emigranteas andaluces llevaron hace años consigo la nostalgia del albero desde Barcelona a California y no piensan dejar de celebrar la primavera al compás de las sevillanas.

el 16 abr 2010 / 18:46 h.

TAGS:

Una de las ferias de la Peña Andaluza de California.

Ya es tan tópico narrar la Feria de Abril de Barcelona -el mayor evento festivo de Cataluña- como el alumbrao de la de Sevilla. Pero la de la capital catalana no es la única Feria que rememora fuera de Andalucía a la que se celebra entre Los Remedios y Tablada: prácticamente allí donde hay andaluces hay una Feria de Sevilla.

Ahí está por ejemplo la Feria de Abril de California, que se celebra "rigurosamente" desde hace 20 años, como recuerda la presidenta de la Peña Andaluza de ese estado norteamericano, Charo Monge. La Andalusia's fair in California se celebrará los días 23 y 24 y no falta ni el alumbrao ni el pescaíto, las tapas, la tortilla de patatas, las gambas, el chocolate con churros, el rebujito "auténtico" y un 'sevillanas contest' o concurso de baile. La Feria de California se anuncia con el lema "Sol y sal de España". Se celebrará en la localidad de Long Beach, una población costera del estilo de la serie Los vigilantes de la playa.

 La Peña Andaluza de California nació en 1990 y, como reza su web: "desde su fundación ha celebrado con gran autenticidad las fiestas más representativas de la región andaluza, El Día de Andalucía, Expo-Semana Santa, Feria de Sevilla en California, Festividad de El Rocío, Andalucía Expone, Ciclo de conferencias de literatura andaluza, El Bautizo Andaluz y Navidad Flamenca con su Coro de Campanilleros, entre otras".

Pero para celebración veterana la de Cataluña: su Feria de Abril lleva celebrándose 38 años como "punto de encuentro de todos los catalanes, sea cual sea su origen", expresa la Federación de Entidades Culturales Andaluzas en Cataluña. Toda una fusión que se plasma en ejemplos como la sardana tocada con castañuelas Baixant de la font del gat a cargo del grupo de sevillanas, castañuelas y flamenco de Cal Bovalá de Calafell, plato fuerte de la inauguración de la Feria, que comenzará el día 23 con el presidente de la Generalitat, José Montilla, dándole al botón del alumbrao en la localidad barcelonesa de Sant Adrià de Besòs.

Fuera de curiosidades como las sardanas con palillos, las casetas a rayas, los patios andaluces de su interior y una portada de 22 metros de ancho y 14 de alto no desentonarían ni en el mismísimo Real de Sevilla. Otras actuaciones como la Fiesta de Radiolé, Guadaljarafe o María de la Colina tampoco extrañan en cualquier feria andaluza.

En Buenos Aires la séptima Feria de Abril lleva el sugerente subtítulo de Fiestas de Otoñ. Organizada por el Rincón Familiar Andaluz, se celebró el día 17, justo en las vísperas de la celebración sevillana. La feria se instala en una de las calles bonaerenses, que por una dia queda cortada al tráfico y abierta al baile por sevillanas gracias a un escenario que se monta allí mismo.

En el vecino Uruguay  Sevilla tiene también una feria en primavera, es decir, el 17 y 18 de octubre de este 2010. Aunque todavía quedan seis meses, los montevideanosdel centro flamenco Duende y Compás trabajan para que nadie se sienta lejos de la alegría de las fiestas hispalenses. Por cierto, que el calendario permite que un sevillano pueda conocer esta Feria al otro lado del charco.

Pero el catálogo no se agota aquí: sin salir de España lugares como Valencia viven una Feria de Abril en pleno centro de la ciudad, en los jardines del Turia, con cien mil visitantes al día para 23 casetas. Como curiosidad, los valencianos prefieren el pescaíto frito a sus langostinos autóctonos, explican desde el departamento de la Generalitat que colabora con los organizadores. Tampoco hay camarones, aunque sí rebujito, manzanilla, caballos y el consabido alumbrao. Otras localidades como leganés, las islas Baleares, Zaragoza e incluso la navarra Berriozar celebran Ferias de Abril. Y fuera de España la lista se alarga hasta Afganistán, donde la organiza un soldado con nostalgia en Herat.

 

  • 1