Local

Fernández garantiza que “en 15 días” sorteará el último trámite del dragado

El presidente de la Autoridad Portuaria ultima medidas para proteger las márgenes del río para licitar el proyecto. Se hace caso omiso al expediente de Bruselas al argumentar que las denuncias son copias unas de otras

el 15 oct 2013 / 23:57 h.

TAGS:

15251709 La Autoridad Portuaria mantiene los plazos de licitación del proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir a pesar de que la Comisión Europea ha requerido a las autoridades españolas información sobre esta iniciativa a raíz de una denuncia presentada por la organización ecologista WWF por el impacto sobre el entorno del parque natural de Doñana. El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Fernández, consideró ayer que se trata al menos de la “octava” denuncia de este tipo que los ecologistas presentan y cuyo resultado siempre ha sido el archivo. Respecto al expediente abierto, que a su juicio parte de “aseveraciones falsas porque la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) sigue vigente”, precisó que se requiere una respuesta al Estado español y que el trabajo por parte del Puerto está prácticamente concluido. De esta manera precisó, en declaraciones a los periodistas, que “estamos en condiciones de tener en un plazo de unos quince días terminado el proyecto de protección de las márgenes” del Guadalquivir, una de las condiciones exigidas por la DIA –emitida por el Ministerio que dirige actualmente Miguel Arias Cañete– para poder acometer el dragado del río. Un trabajo que se está realizando de la mano con los responsables de Doñana. Con este último trámite del expediente administrativo, “el Puerto ya ha hecho su tarea” y está en disposición de licitar el proyecto, si bien abundó en que si alguna administración o tribunal tiene algo que decir al respecto, que alegue. Sobre el contenido del proyecto de protección de las márgenes, Manuel Fernández precisó que se están centrando en el sistema de geotextiles –“el más permeable para el oleaje”– y avanzó que ya se han hecho algunos tramos experimentales. “Parece que es el sistema que mejor funciona para evitar el deterioro de las márgenes”. Además, puntualizó que, al ser los fondos “finalistas”, cualquier otro uso que se diera a este dinero que no fuese destinado al dragado estaría incurriendo en “malversación”, apostilló. El dinero está para lo que está. La protección de las márgenes es condicion sine qua non para que el proyecto salga adelante, según dictamina la DIA. En concreto, se trata de impedir la erosión de las riberas del río y que el agua salina del mar entre en el Parque Nacional de Doñana. Para 2014 los Presupuestos Generales del Estado han consignado algo más de 33 millones de euros para abordarlo, lo que da idea de la importancia que se le otorga –esta partida es en torno a la cuarta parte del coste total–. La Comisión Europea (CE) ha remitido una carta de emplazamiento a las autoridades españolas en la que solicita sus observaciones respecto al caso del proyecto del dragado del estuario –desde la desembocadura hasta la entrada al Puerto de Sevilla–. En una misiva, suscrita por la Dirección General de Medio Ambiente de la CE y dirigida al colectivo conservacionista WWF en respuesta a una queja elevada a las instancias europeas, el organismo confirma que en reunión llevada a cabo el pasado 26 de septiembre se decidió incoar un procedimiento administrativo de infracción por incumplimiento del Derecho de la Unión contra España. Manuel Fernández confirmó que ya se trabaja con vistas a dar respuestas a un proceso que, por otra parte, “es obligado” y que “no nos afecta a nosotros, como Puerto, sino al Estado español, que ya hace sus propias consideraciones”. Son “infinitos” los casos gestionados por Europa respecto al proyecto y similares al actual, “fotocopias unos de otros”, comentó. Y reivindicó que la dirección ambiental de la iniciativa está garantizada al contar al frente de la misma con el catedrático de Biología de la Universidad de Sevilla José Carlos García, todo un aval.

  • 1