Cultura

Fernando Trueba: "Hacer una película de flamenco es un sueño"

El cineasta recibeió anoche el Premio de Honor del Festival de Cine Europeo de Sevilla por su fecunda trayectoria.

el 13 nov 2009 / 21:35 h.

Fernando Trueba.

El Festival de Cine Europeo distinguió anoche con el Premio de Honor a Fernando Trueba por su "fecunda trayectoria". El director de la oscarizada Belle Epoque ha sido seleccionado de nuevo para representar a España en los Oscar con El baile de la victoria, cinta que se proyecta en el certamen hispalense junto a cuatro de sus 12 largos -El año de las luces, El sueño del mono loco y Calle 54-.

-¿Qué se siente al recibir un premio de honor cuando uno aún es joven y está en plena actividad?
-No me lo planteo mucho. Entre los amigos siempre que te hacen un homenaje o una retrospectiva hacemos bromas, como que ya estás mayor o jubilado. Para mí lo importante es que se van a volver a pasar mis películas, algunas poco conocidas por el público de ahora.

-Usted no es muy amigo del típico formato de festival. ¿Qué le parece éste?

-Me ha gustado mucho porque es de cine europeo. Estamos demasiado invadidos por el de EEUU. Yo no soy antiamericano, pero cinematográficamente hay un exceso de cintas de acción o comedias americanas, y por cada una buena hay 17 que son un pestiño.

-¿Cómo se remedia eso?

-Habría que conseguir un verdadero libre mercado para que la gente tenga elección. El cine europeo llega poco y doblado. El mundo es muy rico para ver sólo a un tipo destruyendo coches y tirando edificios. Estoy un poquito hasta las narices de eso. Rafael Azcona decía que el único tema del cine de EEUU es la destrucción de la propiedad privada.

-¿El cine nacional es una alternativa? ¿Realmente dijo en una entrevista que el cine español es un montón de mierda de la que a veces sale algo bueno?

-Es un titular que me tergiversaron. No lo he dicho en mi puta vida, ni soy tan gilipollas. Precisamente lo que intentaba era defender el derecho a la existencia del cine malo. La gente no para de protestar del mal cine español. ¿Por qué no protestáis de lo malo que son los periódicos o los políticos? Es muy difícil que haya una cosa buena. Lo lógico es que la mayoría de las cosas no sean buenas y el cine no es una excepción. ¿Te imaginas que como los periódicos españoles no son buenos los cerremos y vendamos en los kioscos el New York Times traducido? Tiene derecho a existir lo bueno y lo malo. ¿Dónde va a aprender un actor o técnico su oficio? Esporádicamente llega uno que hace una obra maestra.

-El baile de la victoria se desarrolla en el Chile de la transición. Parece un ejemplo del tópico de que el cine no tiene fronteras.

-Si hay algo que no es nacionalista es el arte. Por eso cuando a veces te hacen hablar del cine español o americano te planteas estas cosas. ¿Tú qué películas tienes en casa? Españolas, francesas, americanas, rusas... y eso es lo que te gusta. Igual que los discos y libros. Haciendo esta película me siento libre, rodando en Chile, con actores argentinos y españoles y técnicos franceses. Y nadie pide el pasaporte. Sólo lo pasábamos de puta madre haciendo cine.

-La cinta opta al Oscar. ¿Tiene ya distribuidora en EEUU? ¿Conectará con ese público?

-Aún no, pero espero que la tenga. No creo que haya problemas. Hay que pensar en Casablanca, protagonizada por una sueca y dirigida por un húngaro.

-La película está basada en la novela homónima de Antonio Skármeta, que además aparece en ella.

-Sí, ha hecho un cameo como el de los secundarios del cine americano clásico de los años 40. Él tiene experiencia porque ha dirigido cine y documentales. Decir dos frases parece una tontería, pero transmitir una sensación con sólo dos miradas es muy difícil.

-Su hijo también ha participado en la adaptación.

-Jonás y yo lo hicimos mano a mano. Fue muy bonito. Él ya había escrito varias películas, incluyendo la que acaba de rodar, Todas las canciones hablan de mí. Me ha encantado. El productor le ha ofrecido otra, así que no lo hará mal.

-Usted ha sido uno de los cineastas que más ha defendido a Polanski. Si llega a la gala de los Oscar, ¿dirá algo sobre el tema?

-No me planteo lo que voy a decir ni que vaya a estar. Si llega, ya veremos. Polanski es un gran director. Espero que su problema esté solucionado mucho antes de eso. Estamos en un mundo donde cada día mueren millones de niños de hambre o esclavitud y nadie protesta. Pero de repente, hay sexo mezclado y todos se vuelven defensores de la infancia. Parece que en el fondo está el puritanismo, que creo que es una de las peores cosas del ser humano.

-¿Continúa con sus proyectos relacionados con la música?
-Acabo de producir un disco a Niño Josele, que es una obra maestra. Y sí, tengo un sueño vago con el flamenco del que a veces hablo con Jean Claude Carriere -escritor y guionista francés con el que rodará El artista y la modelo-, para escribir el guión. Tenemos la idea, pero todavía es un embrión. Está en pañales.

  • 1