Local

Ferrán Izquierdo alude a la rebelión contra las élites en los cursos de la UPO

el 21 jul 2011 / 19:52 h.

TAGS:


La primera sesión de las cuatro que componían el programa de ayer en "La revolución de los jazmines" estuvo a cargo de Ferrán Izquierdo, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de Barcelona. Las élites y su implicación en las revueltas árabes fue el objeto de su ponencia, en la que hubo una participación bastante activa por parte de los alumnos.


"Sabemos las causas, pero es difícil saber cuál será la chispa que provoque el cambio en estas sociedades", estableció como punto de partida. Para comenzar, el ponente trató de dibujar el contexto en el que se mueven las élites. "En cualquier sistema jerarquizado se crean élites que compiten entre sí por las relaciones de poder", explicó. Su único objetivo es el poder y para ello necesitan controlar aspectos como la ideología, la información, la población y el propio Estado. "En términos de relaciones internacionales, no existe un Estado como tal, es lo que se nos dice para llevar a cabo determinadas políticas aunque vayan en contra de los intereses de la sociedad", expresó tajante.


Dentro de esas élites presentes en las sociedades, estableció la diferencia entre el objetivo teórico, que atiende a lo que se debe hacer, y el objetivo real, que es lo que se hace. "Si para mantener su poder tienen que pasar por encima de ese objetivo teórico, lo hacen", añadió. Además, el ponente fue más allá, afirmando que "si la élite tiene que provocar una guerra civil porque vea peligrar su poder, lo hará", explicó poniendo como ejemplo el caso del coronel Muammar al-Gaddafi en Libia u otros países como Siria.


Asimismo, indicó que la sociedad "tiene muy poca capacidad de poder ya que lo hemos cedido a las élites, que lo concentran todo". En su opinión, el principal problema que existe en las sociedades árabes es la dificultad para tomar conciencia y movilizarse de que "necesitan unos derechos y unas libertades para vivir mejor". "Cada vez que tomamos decisiones, debilitamos y frenamos a las élites", afirmó. Para Izquierdo, la solución reside en una democracia "utópica", dirigida desde organizaciones más pequeñas, donde las relaciones de poder no son tan relevantes. La principal dificultad que plantea, en su opinión, esta organización democrática es saber "establecer las garantías para frenar el abuso de las élites".

  • 1