Deportes

Ferrari domina la sesión y Alonso 'rompe' su coche

Ferrari se erigió como dominadora de unos disputados entrenamientos de Fórmula Uno marcados por la parada que sufrió el Renault de Fernando Alonso, que logró el sexto mejor tiempo.

el 14 sep 2009 / 23:02 h.

Ferrari se erigió como dominadora de unos disputados entrenamientos de Fórmula Uno marcados por la parada que sufrió el Renault de Fernando Alonso, que logró el sexto mejor tiempo, y por la gran cantidad de pilotos que se dieron cita en el trazado valenciano, con un total de dieciséis.

Los cerca de 35.000 espectadores que acudieron ayer al circuito de la Comunidad Valenciana se quedaron sin contemplar el esperado duelo entre el nuevo R28 de Alonso y el McLaren de su ex compañero Lewis Hamilton, aunque el español sí se batió con su compatriota Pedro Martínez de la Rosa y el finés Heikki Kovalainen, pilotos de la escudería germano-británica.

A diferencia del pasado lunes, jornada en la que la niebla y la humedad impidieron el normal desarrollo de la sesión, el buen tiempo acompañó durante todo el día a los pilotos con temperaturas en torno a los veinte grados.

El piloto brasileño Felipe Massa fue el más rápido de la jornada con un tiempo de 1:12.182, a más de medio segundo de ventaja de su compañero, el actual campeón del mundo, el finlandés Kimi Raikkonen, que paró el crono en 1:12.721.

Tras la estela de los Ferrari y por delante de los monoplazas de McLaren se coló de forma sorprendente el Williams del alemán Nico Rosberg (llegó a estar en segunda posición durante buena parte de la sesión) con un tiempo muy similar al de Raikkonen (1:12.838).

Heikki Kovalainen (1:13.026) y Pedro Martínez de la Rosa (1:13.163), piloto oficial y probador, respectivamente, de McLaren, ocuparon la cuarta y la quinta posición por delante del astuariano Fernando Alonso.

El español de Renault no pudo bajar de 1:13.315, un crono ligeramente mejor al logrado el lunes (1:13.519) en su primera toma de contacto con el R28, aunque las condiciones climatológicas de ayer fueron mucho más favorables que la niebla habida el primer día de prueba.

El monoplaza de Fernando Alonso se quedó parado y humeando apenas unos metros después de cruzar la línea de meta a falta de dos minutos para el final de la segunda sesión de entrenamiento

El bicampeón del mundo se vio obligado a abandonar su monoplaza en plena recta de meta debido a que en esos momentos había otros cinco coches en pista, por lo que cruzó a pie el asfalto y se quedó observando desde la valla cómo los operarios apartaban su vehículo.

Según el diario Las Provincias esa avería fue intencionada. El equipo francés realizó una prueba para agotar el combustible de su monoplaza y poder establecer cuánta gasolina es necesaria para completar una última vuelta y lograr cruzar la meta.

En Renault decidieron hacer esta prueba al finalizar la tarde para no provocar una bandera roja que interrumpiera los entrenamientos. Este tipo de pruebas son fundamentales para saber cuál es la capacidad del depósito de combustible agotando hasta la última gota.

Tras este incidente quedó oficialmente suspendida la sesión hasta hoy, dado que no había tiempo suficiente para retirar el monoplaza averiado y dejar de nuevo la pista libre para una nueva salida.

El piloto asturiano recorrió a pie todo el pit lane hasta el box de su equipo, trayecto que aprovechó para saludar a los miles de aficionados que contemplaban los entrenamientos desde la tribuna del trazado de Cheste.

El Renault no fue el único coche con problemas, pues el Ferrari de Felipe Massa también se detuvo en la penúltima curva.

  • 1