Deportes

Ferrari equivoca la estrategia y deja a Alonso sin Mundial

El título fue para el alemán Sebastian Vettel, que se convierte en el piloto más joven en ganar el Mundial.

el 12 nov 2010 / 13:32 h.

Un clamoroso error de la escudería Ferrari, que hizo detenerse a Fernando Alonso muy pronto a cambiar neumáticos, lo que le dejó en mitad del pelotón y si posibilidad de progresar, dio el título mundial al alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que se convierte en el piloto mas joven de la historia en conseguirlo, tras su segundo triunfo consecutivo en Abu Dabi.

Alonso quería una carrera aburrida para que no se alteraran las posiciones de la sesión de clasificación, con Vettel en primera posición, el británico Lewis Hamilton (Mclaren) en la segunda y el piloto español de Ferrari en la tercera.


Las cosas comenzaron a complicarse cuando tras la salida, en la que Alonso perdió un puesto en beneficio del británico Jenson Button (McLaren) -nada grave por el momento-, el alemán Michael Schumacher (Mercedes) dio un trompo y se le subía encima el Force India del italiano Vittantonio Liuzzi. Ambos quedaron en medio de la trayectoria.

Varios pilotos aprovecharon la salida del coche de seguridad para cambiar ya las ruedas, como el caso del ruso Vitaly Petrov (Renault), el alemán Nico Rosberg (Mercedes) o el también español Jaime Alguersuari (Toro Rosso).


Cuando se liberó la carrera, Vettel ocupaba la primera posición por delante de los McLaren de Hamilton y Button, al los que seguía sin dificultades Fernando Alonso, que precedía al australiano Mark Webber (Red Bull).

En la novena vuelta en la curva de salida bajo el puente del hotel Yas, Webber tocó ligeramente los raíles de seguridad, dañó la llanta trasera derecha y el neumático comenzó a perder aire. Y dos giros después se detuvo para cambiar los neumáticos, lo que provocó el pánico en Ferrari.

Webber se incorporó a la pista en decimosexta posición por detrás de Alguersuari. Estaba claro que en mitad del tráfico le iba a ser muy difícil progresar e inquietar a Alonso, que se mantenía cuarto. Pero en Ferrari preparaban ya el cambio de ruedas para Alonso.

Parecía que había habido un momento de cordura, porque Alonso no se detuvo y los mecánicos se retiraron a su puesto. Pero no. Debió ser solo un momento de respiro de los estrategas, que cambiaron de táctica y detuvieron en el siguiente giro a Felipe Massa, ya que pensaban que éste saldría por delante del australiano para controlarle.

El primer fiasco de la tarde-noche para Ferrari llegó cuando Massa se incorporó a la pista tras el cambio de neumáticos y salió por detrás de Webber, con lo que se habían jugado ya una carta y la habían perdido. A pesar de ello, decidieron insistir en el error.

En la vuelta decimoquinta de las 55 de que constaban la carrera, los estrategas de Ferrari deciden marcar al piloto que marchaba en decimoquinta posición y que había adelantado ya a Alguersuari, ignorando que Webber se había detenido obligado por el toque contra el raíl de seguridad y que Alonso no tenía margen para salir por delante de Rosberg y Petrov, que ya habían cambiado los neumáticos.


Alonso se detuvo a realizar el cambio de ruedas y se incorporó a la pista justo por delante de Webber. Ahí Ferrari perdió el mundial que casi tenía ganado Alonso el sábado cuando había logrado el tercer puesto en la formación de salida.

El español se quedó detrás de Petrov, cuyo Renault era un misil en las rectas del circuito de Yas Marina. Después de haberla pifiado en la táctica, le sugerían a Alonso por radio que diera lo mejor de sí mismo porque era "crítico" (vital) adelantarle.

A pesar de los intentos, no había hecho falta que se los dijeran por radio. Alonso no podía Petrov y si lo hubiera hecho, aun le quedaba superar a Rosberg y, para el más difícil todavía cuando se detuvo a cambiar neumáticos, el polaco Robert Kubica (Renault), a nueve vueltas del final.- El polaco había comenzado la carrera con los neumáticos duros y Hamilton había sido también incapaz de adelantarlo. Kubica regresó a la pista por delante de su compañero de equipo.

Relegado a la séptima posición por una estrategia equivocada, sólo una avería mecánica de Vettel como en Corea podía dar el título a Alonso.

El alemán consiguió la victoria, la segunda consecutiva en Abu Dabi y la quinta en la temporada, para igualar en triunfos a Alonso. Al volante del mejor coche se proclamaba justamente como el campeón del mundo mas joven en la historia de la Fórmula Uno.

Jaime Alguersuari, después de haber acariciado el décimo puesto en las cuatro últimas carreras esta vez si lograba entrar en los puntos. Y tras una gran carrera terminó justo por detrás de Webber, en novena posición, sumando dos puntos para el mundial.

El equipo Hispanía lograba por cuarta carrera consecutiva terminar con los dos coches, con Bruno Senna en decimonovena posición y el austríaco Christian Klien en vigésima y, lo mas importante, terminar por delante de Virgin en el Mundial de constructores. 

  • 1