Deportes

Ferrer no falla y da el empate a España ante Suiza tras la primera jornada

David Ferrer demostró su superioridad ante el helvético Marco Chiudinelli y le batió en tres sets para dar a España su primer punto después de que Nicolás Almagro cediera ante el número uno de los visitantes, Stanislas Wawrinka, al que al menos desfondó al obligarle a jugar más de cuatro horas.

el 05 mar 2010 / 20:43 h.

Ferrer se estira para devolver la bola a su rival.

David Ferrer, la primera raqueta del equipo de Albert Costa, sostuvo a España en el inicio de la defensa del título de la Copa Davis después de cumplir con su compromiso y superar a Marco Chiudinelli (6-2, 7-6(5) y 6-1), para llevar el equilibrio al envite con Suiza, que tomó ventaja en el choque con el triunfo de Stanislas Wawrinka ante Nicolás Almagro (3-6, 6-4, 3-6, 7-5 y 6-3).

La puesta en escena del recorrido hacia la tercera Ensaladera consecutiva, que supondría la quinta en la cosecha total española a lo largo de la historia de la competición, estuvo plagada de alternativas emocionales.

El murciano Almagro, que se estrenó en la Copa Davis como local después de su debut hace dos años en Lima, frente a Perú, logró uno de los objetivos de la primera jornada. Agotar a su adversario, pieza básica del conjunto helvético, Wawrinka. Almagro le tuvo sobre la pista cuatro horas. El tenis de Almagro no dio más de sí ante la decimonovena raqueta del circuito.

Desprovista Suiza del auxilio de Roger Federer, Wawrinka se ha acostumbrado a asumir la responsabilidad. Tiró del carro a pesar del arrollador comienzo del español. Se mantuvo en pista y respondió cada propuesta rival. Hasta que llegó su momento.

Después de acumular un set cada uno el helvético llegó mejor al quinto set. Almagro, con las fuerzas justas, no rentabilizó su ocasión: “Hemos perdido una batalla pero no la guerra. Creo que vamos a ganar. Wawrinka se va con cuatro horas sobre las espaldas. Es una pena no haber logrado el triunfo. Pero salgo del partido con la cabeza alta”, dijo.

Sin margen de error afrontó Ferrer el compromiso frente un rival teóricamente menor. El alicantino estuvo sobre la pista dos horas y veinticinco minutos para solventar el choque. Y eso que más de sesenta minutos se los llevó la segunda manga, que resultó determinante.

Tras un arranque poderoso, donde Ferrer dejó patente las distancias, un despiste le puso la situación cuesta arriba y alentó a Chiudinelli, que se situó con 4-1. Cinco juegos consecutivos recondujeron el camino para España. Aunque el alicantino fue incapaz de mantener su saque para abreviar el trayecto y la manga cayó en el tie break.

Ahí, el helvético dilapidó sus opciones. Tuvo 5-3 y el saque de su lado. Pero le pudo la presión.Ferrer ganó el desempate y allanó su trayecto, ya sin sobresaltos, hacia el triunfo. Aún será vital que conserve las fuerzas para el domingo, por si acaso.

EL DOBLE, AÚN MÁS DECISIVO

El partido de dobles, que fija la puesta en escena de la pareja formada por Tommy Robredo y el debutante Marcel Granollers ante Stanislas Wawrinka e Yves Allegro, ha ampliado su dimensión después de que la primera sesión concluyera con el reparto de victorias en 'singles'.

El choque inclinará la balanza hacia un lado u otro. Y marcará, probablemente, el devenir de la lucha después de que el equipo de Albert Costa se dejara un punto en el camino de los individuales.

El bautismo como pareja en Copa Davis de Robredo y Granollers, que ocupan el lugar de la asentada con Fernando Verdasco y Feliciano López, será ante el dueto helvético, que no conoce la victoria en esta competición. Wawrinka y Allegro, otrora un reputado doblista en el circuito, han formado equipo en tres ocasiones, pero nunca consiguieron el triunfo juntos.

  • 1