Deportes

Ferrer y Djokovic se citan por un puesto en la final de Abu Dhabi

El alicantino, sin fisuras, derrotó a Berdych con claridad. Nico Almagro, por su parte, se medirá en semifinales con Tipsarevic, quien dio la sorpresa ante Murray.

el 27 dic 2012 / 21:55 h.

El español David Ferrer se clasificó este jueves para las semifinales del Mubadala World Tennis Championship, torneo de exhibición que se juega en Abu Dhabi, tras derrotar al checo Tomas Berdych con claridad (6-2 y 6-4). Por su parte, el serbio Janko Tipsarevic será el rival de Nicolás Almagro después de vencer (6-3 y 6-4) al escocés Andy Murray.

De este modo, Almagro, sustituto a última hora de Rafa Nadal, baja por culpa de una infección estomacal, se medirá al actual número nueve del mundo y no, como todo hacía prever, al tres, que rayó a un nivel muy por debajo del ofrecido la pasada temporada. En el balance entre ambos, sólo un enfrentamiento, en el último Roland Garros, a favor de Nico.

Ferrer comenzó su partido a un nivel similar a como acabó la última, ofreciendo un tenis muy sólido y con pocos errores, pese a no ser una cita oficial y sin puntos en juego. Su rival, como sucediera hace algo más de un mes, volvió a sufrirle, encajando otra dura derrota.

Y es que después de que en la final de la Copa Davis, el número cinco del mundo demoliese al centroeuropeo ante su público y en una superficie muy rápida, en esta ocasión tampoco le dejó demasiado margen para ganarse su cruce con el actual número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, en lo que será una reedición de la final del año pasado que se saldó con victoria clara del balcánico por 6-2, 6-1.

Ferrer casi no dio opciones. Concentrado como en él es habitual, apenas ofreció resquicios con su servicio, sólo cuando ya tenía muy bien encarrilado el primer parcial, y no se relajó tras adjudicárselo desquiciando una vez más a un Berdych, demasiado errático y, como en Praga, sin poder imponer su tenis.

El español salió lanzado y desbordó al checo, que se topó contra un muro. Así, Ferrer se puso con un claro 5-0, pero Berdych evitó el rosco y maquilló el marcador con dos juegos, y la única rotura que logró en todo el partido. En el segundo parcial, el de Jávea no bajó el ritmo, aunque encontró más resistencia de su rival, sufriendo cada vez que servía ante el resto del alicantino. El break apareció en el quinto juego, y Ferrer no desaprovechó esta ventaja para cerrar el partido sin complicaciones.

  • 1