Deportes

Ferrer y Verdasco se jugarán el pase a la final del Godó

Fernando Verdasco y David Ferrer se jugarán un billete para la final del Godó, un torneo en el que en el otro cuadro el holandés De Bakker se medirá a Soderling en busca de otra plaza.

el 23 abr 2010 / 19:52 h.

Ferrer devuelve una bola al brasileño Thomaz Bellucci.

El madrileño Fernando Verdasco y el alicantino David Ferrer superaron en sus partidos de cuartos de final al letón Ernsts Gulbis y al brasileño Thomaz Bellucci, respectivamente, y se enfrentarán el sábado en la primera semifinal del Trofeo Conde de Godó en busca de un puesto en la final, en la que el ganador se medirá al vencedor del partido entre Robin Soderling y Jo-Wilfred Tsonga.

Ferrer y Verdasco, que aseguran un finalista español (la última final del Godó sin españoles es la de 1996, entre el austríaco Thomas Muster y el chileno Marcelo Ríos), intentarán aprovechar la ausencia de Rafa Nadal para lograr su primer Godó en el que será su noveno enfrentamiento: Verdasco gana los precedentes por 5-3, el último, en Montecarlo, hace un año, cuando ganó a Ferrer por 6-2 y 6-1.

El tenista madrileño logró el pase a semifinales tras superar a Gulbis por 6-2 y 7-6 (4). Verdasco dominó la primera manga, con dos 'breaks', pero sufrió en la segunda ante el empuje del tenista de Riga. Con 5-5 en el segundo set, Verdasco salvó seis pelotas de 'break' y se impuso en el desempate. Será la primera semifinal de Verdasco en sus ocho participaciones en Barcelona.

El único campeón del Godó que aún sigue en competición y finalista de las dos últimas ediciones, David Ferrer, consolidó su candidatura al título en su partido ante el brasileño Thomaz Bellucci por (6-4 y 6-0), número 31 del mundo.

El tenista alicantino, superadas las molestias de rodilla con las que llegó a Barcelona, suma ya 16 partidos ganados en tierra batida esta temporada y está a dos triunfos de desquitarse de sus dos derrotas consecutivas en la final del Godó a manos de Rafa Nadal, en 2008 y 2009.

En la otra parte del cuadro, ya sin españoles, también se cumplieron los pronósticos: en poco menos de una hora, Robin Soderling, segundo cabeza de serie, despachó al argentino Eduardo Schwank, víctima del potente saque de Soderling, capaz de colarse al menos en semifinales en diez de sus últimos 18 torneos.

  • 1