Deportes

Ferrero lleva a España a semifinales

Juan Carlos Ferrero venció a Andreas Beck por 6-4, 6-4 y 6-4 en dos horas y 26 minutos y llevó a España a las semifinales del Grupo Mundial tras reaparecer en el equipo de Copa Davis después de cuatro años y hacerlo con una victoria muy especial.

el 16 sep 2009 / 05:38 h.

Juan Carlos Ferrero venció a Andreas Beck por 6-4, 6-4 y 6-4 en dos horas y 26 minutos y llevó a España a las semifinales del Grupo Mundial tras reaparecer en el equipo de Copa Davis después de cuatro años y hacerlo con una victoria muy especial.

España logró el 3-2 gracias a Ferrero y después de que Philipp Kohlschreiber igualara (2-2) al vencer a Fernando Verdasco por 6-4, 6-2, 1-6, 2-6 y 8-6 tras tres horas y 59 minutos de lucha. El conjunto español recibirá en casa, en semifinales, del 18 al 20 de septiembre, a Israel, que logró por primera vez en su historia acceder a esta ronda al derrotar a Rusia por 4-1 en Tel Aviv.

Nada más concretar el segundo punto de partido que dispuso, Ferrero fue subido a hombros por Feliciano López, y el equipo español explotó de alegría y dio la vuelta al ruedo en la plaza Andalucía La Nueva, donde se vivió una jornada épica.

Ferrero fue repescado como quinto jugador tras la baja de David Ferrer por una rotura fibrilar, y luego entró en el equipo en sustitución de Nicolás Almagro, por decisión del capitán Albert Costa, que había visto en los entrenamientos del de Onteniente ganas, calidad y fuerzas para estar en la formación, tras alcanzar los cuartos de final de Wimbledon que le han llevado al puesto 37 del mundo tras ocupar el 115 en abril.

Juan Carlos dijo sí a la llamada de Costa a pesar de que él y su grupo habían decidido dedicar unas semanas de vacaciones y preparación física antes de entrar en el torneo de Umag (Croacia) y aunque sabía que, probablemente, no jugaría los individuales. Pero la derrota de Tommy Robredo ante Philipp Kohlschreiber el primer día y la constancia y despliegue de Ferrero en los entrenamientos hizo que Costa decidiera ayer su inclusión en el decisivo punto.

Único español que ha ganado dos veces la final de la Copa Davis (2000 contra Australia en Barcelona, donde logró el último punto ante Lleyton Hewitt; y 2004 en Sevilla, donde sólo actuó en el doble), Ferrero no disputaba un partido en esta competición desde septiembre de 2005 contra Italia en Torre del Greco.

Con su actuación en Wimbledon, donde acudió gracias a una invitación especial, Ferrero recuperó la moral, a pesar de que continúan sus problemas en la muñeca derecha. Ayer, con la confianza de sus golpes de fondo, Juan Carlos desbarató el juego de Beck, 51 del mundo, rompiéndole dos veces (3-2 y 5-4) en el primer set, otras dos en el segundo (1-0 y 3-0), y rápidamente en el tercero (2-1) para sobreponerse de unos problemas en el dedo gordo del pie y activarse en cada punto.

Antes, Fernando Verdasco estuvo a punto de convertirse en el héroe de la eliminatoria, pero cayó ante Kohlschreiber tras superar una bola de partido en el noveno juego del quinto set y no poder responder a un resto demoledor de derecha del germano en el décimo cuarto juego.

Ese partido épico ganado por el jugador de Ausburgo impidió que Verdasco, que por primera vez lideraba al equipo español, tras las bajas de Rafael Nadal y David Ferrer, ganase los tres puntos de la eliminatoria.

El viernes, Verdasco había vencido a Andreas Beck y el sábado, junto con Feliciano López, a Nicolas Kiefer y Mischa Zverev, para sumar seis horas y 25 minutos de lucha, mientras que Kohlschreiber sólo tuvo el desgaste de dos horas y tres minutos para superar a Tommy Robredo el primer día. Era una difícil decisión pero el capitán Albert Costa mantuvo a Verdasco en el partido de ayer, y el madrileño estuvo a punto de devolverle esa confianza con creces. De haber ganado hubiera sido la primera vez que obtenía una victoria en Copa Davis remontando dos sets a cero.

  • 1