Deportes

Fichaje 'made in' Jiménez

El Sevilla no quiere ni mucho menos abandonar su estilo de juego, pero sí es cierto que las propuestas de Manolo Jiménez exigen otro tipo de futbolistas. Lautaro Acosta responde a esas necesidades.

el 15 sep 2009 / 05:40 h.

El Sevilla no quiere ni mucho menos abandonar su estilo de juego, pero sí es cierto que las propuestas de Manolo Jiménez exigen otro tipo de futbolistas. Monchi dice que Lautaro Acosta responde a esas nuevas necesidades.

El director deportivo del Sevilla ya está de regreso. Ha pasado unos días intensos en Buenos Aires y toma aire este fin de semana porque a partir de lunes, más negociaciones, más viajes, incluso puede que tenga que cruzar el charco de nuevo, y mucho mejor reservar fuerzas antes de seguir con este carrusel de reuniones maratonianas y pesadas en las que se pelea por cada euro a muerte, porque desde que es alguien en el panorama internacional, y desde que pega los pelotazos que pega, al Sevilla se le pide una barbaridad por todo lo que quiere.

Monchi anda muy contento con el fichaje de Lautaro Acosta, porque es de los chicos a los que se le ha hecho un seguimiento completo, algo que indudablemente debe minimizar el margen de error, y porque es un futbolista que ayudará a Manolo Jiménez a tener más recursos para ejercer una variante en el esquema que al de Arahal le agrada. "Yo no encorsetaría a Lautaro como media punta. En las inferiores de Lanus ha jugado por banda mucho. Luego se ha ido adaptando a diversas posiciones de medio campo hacia adelante, y lo que buscamos de él es su polivalencia. A Manolo Jiménez le gusta ese tipo de jugador y estamos adaptando la plantilla a sus preferencias", señalaba el director deportivo.

Por ese seguimiento exhaustivo, de hecho al futbolista lo han visto en directo hasta cuatro miembros de la dirección deportiva, Monchi no tiene demasiadas dudas sobre la adaptación y el nivel futbolístico que seguro va a ofrecer el último fichaje, pero sí pide tiempo, más que para el jugador, para la persona, en este caso un chico de 20 años que por lo que se ve no ha salido demasiado de casa y que incluso, por eso, vendría acompañado de un hermano que también es futbolista, aunque sin sitio en un club como el Sevilla.

"El hermano vendría un poco acompañándolo, para la adaptación, porque ambos son hermanos, muy amigos y futbolistas, y se acompañan mucho. Si al final viene, sería una medida más humana que otra cosa. El hermano tiene una carrera profesional allí y en Sevilla, por su condición de extranjero, no tendría sitio ni en el filial, pero podemos ver si alguno de los equipos satélites que tenemos puede hacerle un hueco, si viene, a un jugador que por otras parte ya ha debutado con el primer equipo de Lanus. Pero volviendo a Lautaro, creo que le va a costar más la adaptación personal que la deportiva, porque va a cambiar muchas cosas, pero también es verdad que lo he visto muy maduro en todas las negociaciones", explicaba Monchi.

Precisamente el tema de la nacionalidad preocupa algo en el Sevilla, porque ahora mismo tiene las plazas de extracomunitarios ocupadas, aunque dice Monchi que se confía en que "la nacionalización de Luis (Fabiano) está al caer. Eso va muy avanzado y pronto, gracias al buen hacer de los servicios jurídicos del club, debemos de tener noticias positivas en ese sentido".

Por último, al margen de este fichaje en concreto, Monchi repasaba que no todos los fichajes de este pasado año han dado un mal rendimiento, aunque su preocupación es el equipo, no unos jugadores u otros. "Hay jugadores, como el caso de De Sanctis, que algo habrá hecho para estar en la Eurocopa. Aquivaldo, más allá de las críticas, ha ido a más. Quiero que todos rindan, nuevos y no tan nuevos".

  • 1