Local

Fidel Castro compara la polémica del Rey y Hugo Chávez conla batalla de Waterloo

La intervención del Rey Don Juan Carlos en la Cumbre Iberoamericana, en la que mandó callar al presidente venezolano sigue provocando reacciones. El presidente de Cuba, Fidel Castro, la calificó de "Waterloo ideológico".

el 14 sep 2009 / 20:04 h.

TAGS:

La intervención del Rey Don Juan Carlos en la Cumbre Iberoamericana, en la que mandó callar al presidente venezolano, Hugo Chávez, sigue provocando reacciones dentro y fuera de España. El presidente de Cuba, Fidel Castro, calificó de "Waterloo ideológico" -en alusión a la batalla en 1815 que supuso el fin definitivo del imperio napoleónico- el incidente entre el Rey y Chávez.

En un escrito que publica en el diario oficial Granma, Castro opinó que "nunca había tenido lugar un diálogo parecido entre jefes de Estado y de Gobierno, que en casi su totalidad representaban países saqueados durante siglos por el coloniaje y el imperialismo", al referirse a la conquista española en el continente sudamericano. A juicio del mandatario cubano, "el 10 de noviembre de 2007 pasará a la historia de América como el día de la verdad".

Además de Castro, Chávez volvió a comentar una polémica que parece no tener fin. El presidente venezolano negó que haya "irrespetado" al Rey en la reciente Cumbre Iberoamericana, y lamentó "mucho" la supuesta "manipulación" del asunto. "Yo no quiero ningún conflicto con el Rey. ¡Yo no le dije nada al Rey!", manifestó Chávez, que negó que tenga interés en afectar a las relaciones de Venezuela y España. En cambio, comentó que "nadie puede pretender" que los latinoamericanos "no digamos lo que queramos". "Hace 500 años, desde el Madrid imperial salió la orden de que se callaran los indígenas de América Latina y los callaron cuando les cortaron la garganta".

Dentro de nuestras fronteras, la oposición cargó de responsabilidad por lo ocurrido al Ejecutivo. El PP acusó al Gobierno de "haber estado alimentando a la bestia", en alusión Chávez, y de haber dado pie al incidente con el Rey. De la misma manera, el senador del PNV Iñaki Anasagasti acusó al Gobierno de haber seguido durante estos últimos tres años una política con Chávez basada en "reírle las gracias".

Ante la lluvia de críticas recibidas desde la oposición, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, intentó responder con diplomacia. En este sentido, expresó su convencimiento de que la "normalidad diplomática" con Venezuela tras el incidente entre el Rey Juan Carlos y Hugo Chávez se recuperará en un "corto" espacio de tiempo.

  • 1