martes, 18 diciembre 2018
17:42
, última actualización
Deportes

Fieles a un escudo y a un proyecto

Más de mil socios asisten al tradicional almuerzo del club. Castro pide “humildad, ilusión y ambición”. Sevillistas de Nervión le garantiza su apoyo. (VÍDEO)

el 10 dic 2014 / 09:47 h.

Cuando el 19 de diciembre de 2013 José Castro tomó la palabra y se dirigió a los Fieles de Nervión (socios con al menos 25 años de antigüedad ininterrumpida) en las entrañas del Sánchez-Pizjuán, la incertidumbre se había apoderado del sevillismo a causa de la situación de José María del Nido Benavente, presidente por aquel entonces. Ahora, un año después, el semblante de Castro es muy distinto y de ello fueron testigos ayer los más de mil socios –más de la mitad de los invitados– que disfrutaron del tradicional almuerzo que el club les brinda por estas fechas. Nada de murmullos ni preguntas. Esta vez, todo fueron sonrisas, buen ambiente y sevillismo por los rincones de los bajos de la grada de Fondo. El acto tuvo como punto álgido el discurso de Castro, ya como presidente del Sevilla. Junto a él estuvieron su consejo, el cuerpo y el staff técnico y la plantilla de jugadores. Una muestra de unión que simboliza el buen momento de la entidad, al que Castro hizo referencia. “Hace ahora un año que nuestro anterior presidente dejó el cargo. Lógicamente existía esa incertidumbre de qué podría ocurrir después de la marcha de un presidente tan laureado, el más laureado de nuestra historia. Sin embargo, un año después estamos aquí con la entidad saneada, en un buen momento deportivo y habiendo sido capaces de ganar un título, algo que no fue fácil a lo largo de nuestra historia. Por tanto, está claro que el cemento de este hormigón, de estas estructuras que tiene la entidad, con independencia de los cambios de personas que se produzcan, son ustedes, los Fieles de Nervión”, dijo Castro. El presidente también se dirigió a los jugadores. “Quiero hacer una reflexión de carácter deportivo, aprovechando que está aquí la plantilla. Tenemos que seguir igual, con humildad, pero con ambición e ilusión. Estamos cuartos, a tres puntos del tercer clasificado en Liga. Tenemos que ir a morir por este escudo en las tres competiciones para seguir haciendo historia. El año pasado quizá no éramos favoritos, pero fuimos campeones. Nadie puede cortarnos la ilusión”, indicó. Los aficionados que le escuchaban aplaudieron y gritaron un “Viva el Sevilla” tras su discurso. No era el Castro del pasado año. Esta vez, había acudido a la cita con la tranquilidad del trabajo bien hecho, sin la incertidumbre de entonces. Luego, los jugadores, a excepción de Coke, se marcharon para continuar su día de descanso. Emery, Monchi y varios integrantes del consejo se quedaron en una zona reservada. Del Nido, con él Allí, se pudo ver a Castro dialogar un buen rato con José María del Nido Carrasco. Antes, el vicepresidente, al cumplirse ayer un año de la marcha de su padre, había despejado en Radio Marca cualquier tipo de dudas sobre el respaldo a Castro. “La relación entre los miembros de Sevillistas de Nervión está igual que siempre. Todos los accionistas del grupo apoyan de forma incondicional a Castro y darán continuidad al proyecto. Me gustaría decir que José María del Nido Benavente es pasado e historia del Sevilla y que en la gestión del club ni participa ni participará. Yo no quiero ser presidente ni voy a quitar a Pepe de ningún sitio. Mi padre y él son amigos y sus éxitos serán los nuestros”, dijo.

  • 1