Local

Fiestas Mayores pide que el colegio de la Feria no desplace casetas

El plan de desplazar las diez casetas de la Feria que ocupan el solar donde se construirá el primer colegio público de Los Remedios ha topado con el rechazo frontal de Fiestas Mayores, que anuncia que, de prosperar esa idea, presentará alegaciones al proyecto. Urbanismo estudiará el modo de compaginar ambas cosas.

el 16 sep 2009 / 00:03 h.

TAGS:

El plan de desplazar las diez casetas de la Feria que ocupan el solar donde se construirá el primer colegio público de Los Remedios ha topado con el rechazo frontal de Fiestas Mayores, que anuncia que, de prosperar esa idea, presentará alegaciones al proyecto. Urbanismo estudiará el modo de compaginar ambas cosas.

El área de Fiestas Mayores, que dirige Rosamar Prieto, ha roto el consenso que existía entre Urbanismo, Edificios Municipales y la Delegación Provincial de Educación de Sevilla acerca de la mejor ubicación para el centro escolar de Los Remedios. Si la idea sigue adelante, "se presentará alegaciones al proyecto, porque pensamos que hay sitios mejores donde no se afecten a las casetas".

Después de meses cavilando cómo desatascar el proyecto de la escuela antes de que la Ciudad de la Justicia se empiece a construir y antes de que el Real se traslade al Charco de la Pava, se llegó a la conclusión de que las obras en el colegio debían acelerarse, aun con la Feria de por medio, y que el mejor enclave era el más cercano a las viviendas de Los Remedios, en la avenida Ramón de Carranza, para que los alumnos sólo tuvieran que cruzar la calle, en vez de atravesar el solar del Real. El curso pasado, Educación ofertó a los niños de Los Remedios el colegio público Vara del Rey, que está en Tablada, pero las familias lo rechazaron porque sus hijos tenían que cruzar el descampado de la Feria para ir a clases.

Llegado a este punto, el mejor enclave disponible y el que menos afectaría a la Feria estaba en la confluencia entre la calle Costillares y Ramón de Carranza, en un solar de 8.000 metros cuadrados cercano a la Calle del Infierno. La situación se plasmó en el Plan Parcial de Los Gordales, y pronto se vio que la ubicación del colegio afectaría a algunas casetas y puestos de turroneros. "La estrategia pasaba por mover unas diez casetas de Costillares y ofrecerles una ubicación al final de la misma calle", explicó Joaquín Díaz, delegado de Edificios Municipales.

Urbanismo respaldó en un principio el plan, pero pronto se topó con el rechazo de Fiestas Mayores, lo que ha obligado a la Gerencia a replantearse "las diferentes posibilidades de ubicación del centro para que su construcción sea compatible y respete los usos actuales de la Feria en dicha zona".

De momento, la idea de desplazar unos metros las diez casetas de Costillares sigue sobre la mesa, aunque el gerente de Urbanismo, Miguel Angel Millán y el director general de Infraestructuras Educativas, Miguel Angel Serrano, se reúnen el miércoles para analizar qué propuesta permitiría acelerar la construcción del colegio.

De cambiar de nuevo la ubicación del centro, sería la cuarta vez que se busca un solar alternativo para un proyecto que urge a Educación, pero que no termina de desatascarse. La Gerencia anunció ayer que se cerrará esta semana la solución más favorable para que pueda iniciarse con la mayor agilidad posible la construcción del nuevo centro educativo.

El colegio de Los Remedios ofertará 300 plazas de Infantil y Primaria, y absorberá la población escolar de una zona que sólo cuenta con centros concertados.

  • 1