Cofradías

Fin a un dilema de 20 años en las Aguas

La Virgen del Mayor Dolor de Montes de Oca ardió. La actual es de Morillo

el 01 abr 2011 / 19:04 h.

Primitiva Virgen del Mayor Dolor de la Hermandad de las Aguas.

¿De Montes de Oca o de Romero Morillo? ¿De quién es la actual Virgen del Mayor Dolor de Las Aguas? De 1945 a 1991 no hay discusión. En todas las referencias a su autoría se cita a José Romero Morillo (o Murillo, como erróneamente se ha transmitido hasta nuestros días). Pero hace 20 años la historia se enturbia hasta el punto de tomar fuerza la teoría de que la dolorosa primitiva de José Montes de Oca no ardió del todo en el incendio de San Jacinto de 1942. Se llega a asegurar que la superficie quemada de la imagen fue reconstruida por Romero Morillo y policromada por Antonio Eslava. Algo que desmonta el investigador Luis Chamorro García.

Lo hace en el artículo titulado José Romero Morillo, autor de Nuestra Madre y Señora del Mayor Dolor que incluye el Boletín de las Cofradías de este mes, presentado anoche en la parroquia del Sagrario de la Catedral. En él Chamorro García arroja luz sobre este asunto y zanja el debate al concluir, con documentos escritos y gráficos, que la dolorosa de Montes de Oca se "consumió en un santiamén" en 1942, y que la actual Virgen del Mayor Dolor es obra del barrista trianero Romero Morillo.

Para ello realiza un recorrido por la historia de la cofradía del Arenal, remontándose a sus orígenes en el viejo arrabal trianero, donde el 29 de octubre de 1942 "a causa de un cortocircuito fueron pasto de las llamas las sagradas imágenes", recoge el secretario de entonces en el Libro de Actas de la hermandad.

Una "infausta madrugada" de la que da fe también un revelador documento fotográfico publicado en la prensa de la época. En él se puede contemplar el estado en el que quedaron los restos calcinados, incluyendo la imagen de la dolorosa.

Pero aún hay más. Ante las afirmaciones lanzadas por Bonilla tras la restauración de la imagen en 1991, en las que decía que había encontrado en la nuca restos de madera carbonizados y pruebas de que habían tocado dos manos diferentes, Chamorro responde que en el candelero original de Morillo (desecho por Bonilla en su intervención) aparece la firma del autor: "No señalo a nadie, pero en aquellos años había un ferviente interés porque la Virgen fuera de Montes de Oca", señala Chamorro, quien prosigue: "Y sí, hubo dos manos: la de Morillo que crea el modelo de barro y la de Eslava que la talla en madera después de sacarla a punto". Dos décadas después llega la hora de aclarar la paternidad, lejos de cualquier leyenda.

  • 1