sábado, 17 noviembre 2018
11:41
, última actualización
Local

Fiscalía pide diez años de internamiento para el acusado de matar a su padrastro en Los Pajaritos

Un jurado popular enjuiciará desde el martes a un joven acusado de matar de varias puñaladas a su padrastro.

el 30 jun 2012 / 10:15 h.

TAGS:

Un jurado popular enjuiciará a partir de este martes a un joven  acusado de matar de varias puñaladas a su padrastro en la barriada  sevillana de Los Pajaritos después de que éste le propinara una  bofetada a su madre, hechos por los que la Fiscalía le pide diez años  de cárcel, aunque interesa que cumpla la pena en un centro debido al  trastorno mental que padece.  

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, al  que ha tenido acceso Europa Press, el joven acusado, F.J.B., vivía en  el número 33 de la calle Mirlo con su madre y, desde hacía un año,  también con el compañero sentimental de ésta, con el que "no mantenía  buena relación".

Los hechos tuvieron lugar sobre las 22,00 horas del día 29 de  abril de 2010, cuando la víctima regresó a la vivienda "en estado de  embriaguez" y mantuvo una discusión con la madre del acusado en el  transcurso de la cual le propinó a ésta una bofetada, incidente que  fue escuchado por el imputado, que le preguntó a su madre por lo  sucedido, aunque ésta le dijo que "no se metiera en su vida".

Tras ello, se dirigió a la cocina y cogió un cuchillo de 20  centímetros de hoja con el que se dirigió hacia la habitación donde  se encontraba la víctima, donde, "con el propósito de acabar con su  vida, aprovechó que estaba acostado de lado y falto de reflejos  debido a su estado de embriaguez" para situarse sobre la cama. 

En ese momento, el fallecido abrió los ojos, pero "sin tener  tiempo ni capacidad para reaccionar" a la acción del acusado, que le  propinó una primera puñalada en la espalda. El fallecido intentó  protegerse de las sucesivas acometidas "lanzando manotazos de forma  desesperada", pese a lo cual "no pudo evitar que el imputado lograra  clavarle el cuchillo en distintas zonas del cuerpo".

Finalmente, la víctima logró quitarse de encima al imputado "al  poder lanzarle una patada" que lo tiró de la cama al suelo, lo cual  le permitió "ponerse a duras penas de pie", llegando en ese momento  al dormitorio la madre del procesado, que intentó quitarle el  cuchillo a su hijo. Pese a que no lo consiguió, éste abandonó la  habitación mientras la víctima, "herida de muerte", se recostó sobre  la cama, falleciendo instantes después por las heridas de arma blanca  recibidas.  

Tras el suceso, el acusado se cambió de ropa y se lavó las manos,  quedándose a las puertas del domicilio esperando la llegad de la  Policía y manifestando a los agentes que acababa de apuñalar a la  pareja de su madre. Según el fiscal, el imputado sufre un trastorno  de la personalidad con rasgos de tipo paranoide e incluso antisocial. 

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito  de asesinato con la atenuante de confesión y la eximente incompleta  de alteración mental, por lo que pide para el acusado diez años de  cárcel, aunque interesa que este tiempo lo pase en un centro adecuado  al trastorno mental que padece. Además, solicita que indemnice con  36.282,16 euros al padre de la víctima.  

El próximo martes día 3 de julio tendrá lugar la constitución del  jurado encargado de enjuiciar el caso, aunque no será hasta el jueves  cuando tenga lugar la declaración del acusado.

  • 1