Cultura

Flamenco sindicalista

UGT de Sevilla organizó el pasado jueves su primera Jornada El Flamenco, Arte y Cultura, que consistió en una conferencia del periodista Manuel Curao y un recital del cantaor onubense Arcángel, al que acompañó su escudero habitual, el granadino Miguel Ángel Cortés.

el 15 sep 2009 / 18:23 h.

UGT de Sevilla organizó el pasado jueves su primera Jornada El Flamenco, Arte y Cultura, que consistió en una conferencia del periodista Manuel Curao y un recital del cantaor onubense Arcángel, al que acompañó su escudero habitual, el granadino Miguel Ángel Cortés.

El acto comenzó con media hora de retraso porque el público que acudió no fue muy numeroso, a pesar de que la entrada era gratuita. Al final entrarían en el salón de actos del histórico sindicato de Blas Infante unas cien personas, entusiastas del cantaor muchas de ellas. La mayoría de estas personas visitaron una exposición del fotógrafo sevillano Paco Sánchez.

Según Manuel Curao, el acto fue histórico porque era la primera vez que el flamenco entraba en la sede de un sindicato. Es probable, aunque no era la primera vez que el flamenco formaba parte de las actividades culturales de los sindicatos españoles, como bien podría confirmar el cantaor Manuel Gerena. Aunque podríamos irnos también a los archivos de la CNT. No obstante, la iniciativa de UGT es loable y debería cundir el ejemplo entre los demás sindicatos, porque los artistas del cante, el toque y el baile son trabajadores y representan a un colectivo con no pocos problemas laborales.

Con la presencia en primera fila del secretario general de UGT de Sevilla, Juan Antonio Gilabert, el conferenciante se ayudó de unos vídeos para contar algunas cosas sobre el flamenco, en especial sobre el cante, separando lo que él considera "flamenco de uso" y "flamenco comercial". O sea, el flamenco que se hace en familia, en reuniones de cabales y celebraciones, y el que los artistas desarrollan en los escenarios, "que es el que ha salvado a nuestro arte de acabar como un folklore muerto", según el periodista de Canal Sur.

Recital . El cantaor Arcángel, por su parte, ofreció un recital de corte muy clásico, sin apenas concesiones a la galería, con su característico buen gusto musical y acompañado magistralmente por uno de nuestros mejores guitarristas, Miguel Ángel Cortés.

El cantaor eligió palos como la soleá, los estilos mineros como el taranto, la taranta y la cartagenera, además de los tangos, las seguiriyas, las bulerías y los fandangos de su tierra. Repertorio clásico para un cantaor que en la pasada Bienal se salió un poco de la ortodoxia y la crítica lo fundió. Ya tiene un sindicato al que quejarse.

  • 1