Local

Fomento alega ante la UE que en corto plazo estará todo listo para el dragado

En una respuesta a la Comisión Europea explica todos las medidas a poner en marcha para proteger el Guadalquivir. Permeabilizar el muro de Doñaña, proteger márgenes y encauzar agua dulce para el regadío se prevén en breve pese a las trabas.

el 04 mar 2014 / 23:30 h.

TAGS:

Protesta ecologista en Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir. / EFE Protesta ecologista en Sanlúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir. / EFE El Ayuntamiento de Sevilla ya tiene un acceso alternativo al futuro nuevo Ikea por si la Comisión Europea le impide hacer el tramo de la SE-35 sobre el parque del Tamarguillo, pero en este caso ni siquiera se abrió oficialmente un expediente sancionador. Sin embargo, en el caso del dragado del Guadalquivir, las denuncias ecologistas están surtiendo más efecto y el órgano comunitario ya mandó una carta de emplazamiento, el paso previo al proceso sancionador. Ante esto, el Ministerio de Fomento respondió que están en marcha todas las medidas para que el dragado no tenga efectos negativos en el estuario del río e incluso que estas iniciativas serán ejecutadas a corto plazo, por lo que en breve el proyecto del Puerto de Sevilla podría tener vía libre. Eso sí, esto es de cara a la Comisión Europea, porque la realidad indica que algunos de los proyectos citados en dicha carta requieren muchos trámites y tiempo, de ahí que los plazos se estén alargando mucho más de lo que el Puerto esperaba. Con todo, el Ministerio asegura que todas las medidas están en marcha o programadas para que estén listas a corto plazo. Según explicaron fuentes consultadas, el ministerio asegura en respuesta a la carta de emplazamiento recibida que las autoridades españolas han realizado en los últimos años actuaciones para la mejora del estuario del río, que se aprobó el Plan Hidrológico del Guadalquivir y que se está configurando el grupo de trabajo que hará el Plan Especial del Estuario recogido en el Plan Hidrológico de la Demarcación, que la Confederación Hidrográfica está acabando la redacción del proyecto de permeabilización del muro que hasta ahora protegía Doñana (que impide que le lleguen aportes de agua del estuario en perjuicio de la avifauna) y que la Autoridad Portuaria realizó el proyecto constructivo para la protección de las márgenes, tanto en Doñana como en el resto del estuario. Sin embargo, este proyecto aún se está tramitando y no tiene el visto bueno de la Junta de Andalucía. Lo que supone que no se cumple una de las condiciones impuestas por la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto Actuaciones de mejora en accesos marítimos al Puerto de Sevilla, donde se incluye el dragado y también la esclusa. Además, según explicaron las fuentes consultadas, la réplica del Estado indica que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tiene muy avanzado el proyecto de encauzamiento del agua dulce para mejorar el riego de los campos de arroz de ambas márgenes del estuario, con el fin de evitar el desembalse masivo de agua dulce en época de estiaje procedente de la presa de Alcalá del Río. Esta medida, para mejorar la turbidez del estuario y evitar el daño a los alevines, también se está tramitando y ha sido la propia Confederación la que ha alertado de que conllevará dos o tres años de trabajos. Un tiempo que el dragado, según el Puerto, no puede esperar. Entre otras cosas porque perdería los fondos europeos. Los expertos apuntan que el dragado no se debe realizar hasta que todas estas medidas estén terminadas, pero las intenciones del Puerto son otras. Argumentan que los trabajos del dragado se podrían solapar con los del arroz. Agricultores y ecologistas discrepan. Además, en su carta de respuesta, el Ministerio sostiene que el Puerto realiza campañas de medición, control y seguimiento de la salinidad y otros parámetros de la calidad del agua, así como un protocolo de actuaciones que minimizan la afección sobre la fauna amenazada. Otro requisito de la DIA que debe tener el respaldo de los miembros de la comisión científica creada en su día. Incluso Fomento insiste en que el Puerto y la Universidad de Sevilla han puesto en marcha un programa de actividades científicas y docentes vinculadas al estuario cuyos resultados se darán a conocer de forma pública sin restricciones. Por ahora, nada ha trascendido.   AUTOVÍA FLUVIAL   El ministerio de Ana Pastor también alega a la Comisión Europea que, aunque la esclusa se puso en marcha, el dragado aún no tiene el visto bueno de las autoridades, de ahí que niegue que el Estado haya incumplido el artículo 6, apartados 3 y 4 de la Directiva 92743/CEE del Consejo. Es decir, que los valores ambientales no se ha visto afectados. Fomento incluso apunta que el dragado es clave para el Canal de Navegación Eurovía Guadalquivir, incluido en las redes transeuropeas, y que es mínimo en comparación con los que se hacen en Amberes, Lioja y Amsterdam. Fomento defiende que el río es una alternativa al tráfico de mercancías por carretera y que el Puerto también se beneficia de su enlace ferroviario con el centro del país, por lo que el dragado redunda en una movilidad sostenible. Idea que rechazan las asociaciones ecologistas. Hoy mismo la comisión de Medio Ambiente del Parlamento andaluz debatirá sobre el dragado ante la proposición no de ley presentada por el PP.

  • 1