viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Local

Fomento anula tres tramos de la carretera A-32 en Jaén

Los recortes del Ministerio de Fomento llevarán a rescindir los contratos de la A-32 en Jaén. El puente de La Pepa de Cádiz se salva del tijeretazo.

el 22 jul 2010 / 20:33 h.

TAGS:

Simulación del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz.

El ministro de Fomento, José Blanco, presentó ayer en el Congreso de los Diputados la temida lista de obras y proyectos que se rescindirán o que sufrirán una demora para ajustarlos al plan de ahorro de 6.000 millones de euros en inversión pública para los próximos dos años. Esa lista incluye tres obras de las 139 que estaban previstas en Andalucía -que representan el 2% de los contratos-. Se trata de la suspensión de tres tramos de la autovía A-32 dentro de la provincia de Jaén. Otros proyectos más esperados, como la SE-40 en Sevilla, sufrirán un parón considerable, que hará que la obra se prolongue más de cuatro años.

Con todo, Andalucía no ha sido la comunidad más afectada por los recortes de Fomento. Además uno de los proyectos emblemáticos de la comunidad -el segundo puente de entrada a Cádiz- permanece intacto. El puente simbolizará los actos de conmemoración de la Constitución de 1812, que tendrán lugar dentro de dos años. Haberlo paralizado o aprobado una demora en las obras habría sido un mazazo político para el Gobierno de José Antonio Griñán.

Cataluña, Castilla y León y Cantabria, donde más y más cuantiosas inversiones estaban previstas, han sido las regiones más perjudicadas. En total han sido 32 contratos alterados, 18 de ellos suspendidos en su totalidad, 12 se contratarán otra vez mediante la fórmula público-privada y dos se licitarán nuevamente con cargo al presupuesto ordinario. Las tres obras suspendidas de la A-32 son las del tramo entre Úbeda y Torreperogil, la obra entre Torreperogil y Villacarrillo, y el tramo entre Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo, todas en Jaén.

Según Blanco, los proyectos que hayan sido totalmente rescindidos se podrán volver a sacar a concurso más adelante. El anuncio en su día del ministro de Fomento de recortar más de 6.000 millones de inversión en obra pública en dos años, cayó como un jarro de agua fría en el Gobierno de José Antonio Griñán y el PSOE andaluz. El Gobierno andaluz declaró entonces que trataría de salvar la mayor parte de las grandes infraestructuras prometidas a través de la cofinanciación público-privada. Con las elecciones municipales a un año vista, todos los partidos temen el coste electoral que conlleva esta reprogramación de infraestructuras en las ciudades.

El Gobierno defendió ayer que había decidido el catálogo de obras que se frenarán con "criterios objetivos". En general la apuesta ha sido salvar el ferrocarril y cargar los recortes sobre las carreteras. En Andalucía las inversiones más cuantiosas y relevantes están relacionadas con la alta velocidad. La promesa de la llegada del AVE a todas las capitales andaluzas en 2013 hace tiempo que en el cual contexto de crisis se diluyó. La oposición desconfía de que las obras que están iniciadas, como es el caso del AVE a Granada, no vayan a sufrir retrasos. Otros proyectos mucho más retrasados, como la alta velocidad a Almería, Huelva o Cádiz, también están en el punto de mira. También se han salvado otras obras emblemáticas como el ya mencionado segundo puente en Cádiz o el corredor ferroviario de la Costa del Sol (que prevé ahorrar 9 millones de desplazamientos al año y que conecta toda la costa Oeste de Málaga).

Andalucía no está por tanto entre las comunidades más damnificadas por los recortes. Sólo hay seis autonomías -Navarra, Baleares, La Rioja, País Vasco, Castilla-La Mancha y Canarias- en las que no se rescindirá ninguna obra pública, puesto que se trata de los territorios donde Fomento cuenta con un menor número de contratos.

  • 1