Local

Fomento baraja eliminar túneles de la SE-40 para ahorrar dinero

José Blanco propone eliminar alguno de los cuatro pasos subterráneos previstos en el tramo más costoso de la futura ronda.

el 05 jul 2011 / 18:35 h.

TAGS:

La SE-40 sortea la crisis , pero será a costa de reducir las pretensiones de su gran emblema: el macroproyecto de los túneles que salvarán el río Guadalquivir entre Dos Hermanas y Coria del Río. El ministro de Fomento, José Blanco, no puso paños calientes y, al albor de la crisis económica, afirmó que hay que "racionalizar en los túneles de la SE-40". Es decir, los costes inasumibles hoy por hoy por la Administración central. ¿Y cómo? Blanco no fue más explícito, aunque sí planteó analizar su capacidad e incluso la posibilidad de "hacer algún túnel menos de lo previsto" -el proyecto original contempla cuatro-, para lo cual se haría un estudio técnico. Eso no implicaría, a priori, perder los cuatro carriles por sentido plasmados en el papel. De hecho, aclaró que se quiere "dar el mismo servicio optimizando los recursos", con el prisma de "hacer más con menos"."Hasta podría tener más carriles", puntualizó el ministro en el foro Los Diálogos de El Correo, celebrado en el hotel NH Central Convenciones y patrocinado por Sando.

Aunque no precisó nada sobre si se estrecharían los carriles, este mensaje refleja que Fomento se apretará el cinturón con el proyecto que más quebraderos de cabeza le da por su elevado coste. Sólo el dinero para los túneles supone la cuarta parte del presupuesto de la SE-40, que asciende a 1.395 millones de euros, como recordó ayer Blanco. Hasta el Ministerio de Fomento barajó la posibilidad de desechar la idea de los túneles y plantear un puente, que supone un desembolso económico menor. Pero esa idea fue descartada tras ver los informes de impacto ambiental, que constataban que era inviable colocar un puente porque tendría "unas dimensiones desproporcionadas".

La "racionalización" de los túneles sólo es la punta del iceberg de un proyecto como la SE-40 que "sigue para adelante", pero que se acomete en un momento donde la inversión en obra pública se ha visto estancada por la crisis. "El Gobierno, cuando toma decisiones, debe saber priorizar", aclaró Blanco, que puso como ejemplo que, antes de la SE-40, hay otras cuestiones más acuciantes que abordar como "la subida de las pensiones", "el aumento del número de las becas" o "la ayuda a las personas dependientes".

Blanco no cesó de puntualizar que se trata de "ralentizar" y no de una paralización. "El Gobierno fija el dinero en los presupuestos, pero la obra la ejecuta la empresa adjudicataria, que distribuye el tiempo de trabajo". Es más, recordó que son seis los tramos que se encuentran en ejecución -desde La Rinconada hasta Espartinas - y hasta se sacó de la manga el último plazo para los dos primeros tramos de la SE-40. El tramo uno, que une La Rinconada (A-4) con Alcalá de Guadaíra (A-92), concluirá las obras a finales de año , mientras que el segundo tramo, que va desde la A-92 hasta el enlace con la autovía de Utrera (A-376), estará en los primeros meses del año 2012.

Esos anuncios apaciguan algo el malestar ante una obra que se ha topado con muchas piedras en el camino, algunas de ellas mencionadas ayer por Blanco, como la del tercer tramo entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, que "volverá a licitarse". La obra se paralizó en 2010 después de que el desvío de servicios y la aparición de restos arqueológicos encarecieran el proyecto hasta hacerlo inasumible para la constructora.

  • 1