lunes, 25 marzo 2019
17:10
, última actualización
Local

La Junta reclama al Ayuntamiento de Sevilla 41 millones por el metro

La consejera de Fomento, Elena Cortés, señala que Sevilla, Dos Hermanas, Mairena y San Juan adeudan 53 millones en total por la línea 1.

el 30 oct 2014 / 15:50 h.

TAGS:

Línea 1 del Metro de Sevilla. / J.M.Paisano Línea 1 del Metro de Sevilla. / J.M.Paisano La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, ha detallado este jueves que los cuatro ayuntamientos por cuyos municipios discurre la línea 1 del metro de Sevilla adeudarán al cierre de 2014 a la Junta de Andalucía un total de 52,96 millones de euros: 41,68 millones el Ayuntamiento de Sevilla (78,7%), 7,32 millones el Ayuntamiento de Dos Hermanas (13,82%), 2,58 millones el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe (4,87%) y 1,38 el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (2,6%). "La Junta de Andalucía está asumiendo en solitario la sostenibilidad del servicio, el propio funcionamiento del metro de Sevilla, pese a que por convenio los cuatro ayuntamientos deben contribuir con aportaciones anuales, fundamentales para su sostenibilidad", ha señalado Cortés en comisión parlamentaria. Cortés ha explicado que la deuda responde al déficit tarifario del servicio. Es decir, la diferencia entre el coste real de un viaje y el precio que el viajero abona, que lógicamente es menor para que el servicio sea asequible, como corresponde a un servicio público. Del precio del billete, el usuario sólo paga una parte. El resto deben pagarlo las administraciones. Al planificar el metro de Sevilla, quedó establecido por la Consejería y los cuatro ayuntamientos mediante sendos convenios que la Junta de Andalucía aportaría un 75 por ciento de dicha diferencia, mientras que el resto de ayuntamientos aportarían el 25 por ciento, un porcentaje repartido en función de su población. "Los ayuntamientos no han aportado su parte, pese a que el metro funciona ya desde abril desde 2009", ha señalado. "La aportación anual de la Junta de Andalucía, que se realiza vía presupuestos autonómicos, permite que el metro de Sevilla no haya subido el precio del billete desde 2010, y que un viaje en el mismo cueste 82 céntimos con bonos y tarjetas", ha señalado la consejera, que ha afirmado que los ayuntamientos deben "responsabilizarse del cumplimiento de sus obligaciones con un servicio que ha cambiado para siempre y a mejor la movilidad en sus municipios, haciéndola más sencilla, rápida y ecológica". Al cierre de 2013 el Ayuntamiento de Sevilla ya debía 32,27 millones, el de Dos Hermanas 5,92, el de Mairena del Aljarafe 2,09 y el de San Juan de Aznalfarache 1,12. Esta deuda, ha señalado Cortés, responde sólo al déficit tarifario. SEGUNDA DEUDA Si bien, ha apuntado que hay una segunda deuda en concepto de contribución a la inversión, que responde también a los convenios suscritos por la Junta y los ayuntamientos antes de la puesta en servicio del metro. En este caso, el único ayuntamiento que saldó la deuda es el de Sevilla, que la regularizó en 2009 mediante la aportación de obras de movilidad sostenible por valor de 26,61 millones de euros. En cuanto a los otros tres municipios, con los que se pactó en 2011 aplicar un mecanismo similar, deben por concepto de inversión a la Junta de Andalucía un total de 2,14 millones: 1,42 Dos Hermanas, 0,44 Mairena del Aljarafe y 0,28 San Juan de Aznalfarache. La línea 1 del metro de Sevilla, valorado con un 8,3 por sus usuarios en la encuesta de satisfacción de la concesionaria de 2014, funciona desde abril de 2009. A lo largo de su primer lustro de funcionamiento ha consolidado una demanda de alrededor de 14 millones de usuarios anuales, alcanzando las previsiones de la Consejería de Fomento y Vivienda antes de su entrada en servicio. TRANVIA DE ALCALA DE GUADAIRA La consejera ha señalado además que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra adeuda a la Junta de Andalucía en concepto de aportación a la inversión, y en virtud del convenio firmado por ambas administraciones en 2009, un total de 13,61 millones de euros, que debía haber ido aportando desde hace ya cinco años. Cortés ha señalado que dicho convenio recoge también que el Ayuntamiento deberá aportar el 25 por ciento del déficit tarifario del servicio, que aún no ha comenzado a prestarse porque no ha concluido la obra, a la que le restan unos 90 millones por ejecutar, de los que el Ayuntamiento debería aportar unos nueve millones. Cortés ha recordado que el tranvía de Alcalá de Guadaíra, iniciado en 2008, tiene concluidos dos de los tres tramos en los que se dividió la obra civil. En febrero de 2012, la obra fue paralizada por la entonces Consejería de Obras Públicas y Transportes por razones de reprogramación por un decrecimiento de la disponibilidad presupuestaria, con lo que se suspendió la ejecución del último tramo.

  • 1