Local

Fomento y La Línea tensan la cuerda por el polémico peaje

El ayuntamiento sigue con las obras y el ministerio avisa de que tomará medidas

el 25 ago 2010 / 19:38 h.

TAGS:

La tensión entre el Gobierno central y el Ayuntamiento de La Línea está creciendo por momentos a cuenta del polémico peaje que el consistorio, gobernado por el PP, quiere imponer a los viajeros que se dirijan en coche a Gibraltar. El ayuntamiento recibió el lunes con una dotación de la Policía Local a los operarios que envió el Ministerio de Fomento para pedir la interrupción de las obras en la carretera de acceso al Peñón. El consistorio hizo caso omiso y ayer continuaba con los trabajos.


Fomento advirtió de que tomará las "medidas oportunas" si tiene constancia de que el ayuntamiento realiza actuaciones en carreteras de su competencia. Fuentes del departamento que dirige José Blanco explicaron a Europa Press que el consistorio linense no cuenta con autorización alguna para actuar en las carreteras estatales. El alcalde de La Línea, Alejandro Sánchez (PP), ha asegurado que los trabajos para la reordenación del tráfico rodado que permitirá la implantación de la denominada tasa de congestión se están desarrollando en una carretera que "inequívocamente" es de titularidad municipal.

Los trabajos en esa carretera consisten en la colocación de bordillos, así como en la señalización de varias direcciones para desviar, en el futuro, el tráfico rodado hacia el centro del municipio linense. Además, se instalará un dispositivo para el cobro de la tasa, que será de cinco euros en el caso de los coches y algo superior para los camiones.
Los operarios municipales volvieron a trabajar ayer a las 8.00 horas en las inmediaciones de la frontera con Gibraltar "sin que hayan surgido problemas", según el ayuntamiento, y sin que ningún representante de Fomento haya acudido a la zona.

El PP fue muy crítico con la visita de los expertos del Gobierno. El vicesecretario general del PP-A, Ricardo Tarno, dijo que "en vez de que mandar técnicos para paralizar las obras del peaje, habría que mandar financiación". Por su parte, CCOO anunció que promoverá un encuentro con sindicatos españoles y gibraltareños para analizar las consecuencias del cobro de esta tasa. "Las disputas patrioteras las suele pagar la sociedad", opinó el sindicato.

  • 1