Local

Fracasa el último intento de salvar la crisis

Las negociaciones entre el gobierno keniano y la oposición para resolver la grave crisis política y social que se arrastra desde fines de diciembre fracasaron hoy pese a la mediación de la Unión Africana y de Estados Unidos.

el 14 sep 2009 / 22:30 h.

TAGS:

Las negociaciones entre el gobierno keniano y la oposición para resolver la grave crisis política y social que se arrastra desde fines de diciembre fracasaron hoy pese a la mediación de la Unión Africana y de Estados Unidos.

Las negociaciones fueron propiciadas por el presidente de turno de la Unión Africana (UA) y jefe de Estado de Ghana, John Kufuor, y por la secretaria de Estado estadounidense para Asuntos Africanos, Jendayi Frazer.

Pero el secretario general del Movimiento Democrático Naranja (ODM), Anyang Nyong'o, declaró a la prensa que no se produjo ningún acuerdo entre su partido y el presidente de Kenia, Mwai Kibaki. "Kibaki ha rechazado firmar un acuerdo porque no tenía constancia de nuestras condiciones", aseguró. "Kibaki -añadió- se ha reído de nosotros y de la mayoría del pueblo keniano y ha hecho perder el tiempo a todo el mundo".

Nyongo'o también indicó que su partido esperaba la llegada del ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan para recoger el testimonio dejado por Kufuor, que abandonó el país esta misma tarde.

La participación de Annan, anunciada en un comunicado entregado por Kufuor antes de abandonar Nairobi, no fue confirmada por fuentes gubernamentales. Annan era el primer candidato del ODM para mediar en este país, pero su propuesta fue rechazada en un principio por el Eejecutivo.

Nyong'o explicó que la oposición había propuesto varias condiciones para negociar que incluían la mediación por parte de la comunidad internacional, la composición de un gobierno interino que ponga fin a la crisis y la presencia de un panel de eminencias extranjeras que observe el desarrollo de los acontecimientos y redacte un informe en menos de 30 días.

Nyong'o indicó que su partido, encabezado por el candidato presidencial Raila Odinga, exige "una investigación totalmente independiente e imparcial sobre el trabajo de la Comisión Electoral, así como el resultado de las elecciones".

La Comisión Electoral dio como vencedor de los comicios del 27 de diciembre a Kibaki, con el 46,38 por ciento de los votos, mientras que a Odinga le otorgó el 44,03 por ciento de los sufragios.

El ODM desea que se organicen nuevas elecciones en caso de que se demuestre que se cometió un fraude electoral por parte del Partido de Unidad Nacional (PNU), liderado por Mwai Kibaki.

Nyong'o añadió que su partido desea formar parte de un ejecutivo "equilibrado, en el que todas las corrientes políticas estén representadas".

El dirigente de la oposición repitió que todas las condiciones estaban reunidas para alcanzar un consenso previo a las verdaderas negociaciones. "Kibaki no ha querido", dijo.

El fracaso de las consultas coincidió con la protesta en Nairobi de un centenar de mujeres, partidarias del ODM, que fueron dispersadas por la policía mediante el uso de gases lacrimógenos. La marcha desafío la prohibición de protestas impuesta por el Gobierno el 30 de diciembre.

Los resultados de las elecciones generales del 27 de diciembre fueron denunciados como fraudulentos por la oposición y la credibilidad del escrutinio fue puesta en duda por la Unión Europea y EEUU.

Las irregularidades registradas durante el recuento de los votos desató una ola de violencia por todo el país que provocó la muerte de más de 600 personas y el desplazamiento de un cuarto de millón, según fuentes policiales y de Naciones Unidas.

Ahora que la mediación de Kufuor y de Frazer no ha dado sus frutos queda por ver cuál será estrategia de la oposición ante la negativa presidencial a aceptar cualquier tipo de exigencia.

Nyong'o confirmó que la cúpula de su partido tenía pensado reunirse en breve para decidir la pauta a seguir, sin aportar ningún detalle al respecto.

  • 1