Local

Francia asegura que no ha pagado ni pagará por los miembros de Arca de Zoé

Las autoridades francesas subrayaron que ni ha pagado ni pagará por la liberación de los seis miembros del Arca de Zoé, que salieron de la cárcel al ser indultados ayer por el presidente de Chad, Idriss Deby, tras su condena por tratar de llevarse a Francia a más de 100 niños africanos el pasado otoño.

el 15 sep 2009 / 02:35 h.

TAGS:

Las autoridades francesas subrayaron que ni ha pagado ni pagará por la liberación de los seis miembros del Arca de Zoé, que salieron de la cárcel al ser indultados ayer por el presidente de Chad, Idriss Deby, tras su condena por tratar de llevarse a Francia a más de 100 niños africanos el pasado otoño.

El primer ministro francés, François Fillon, aseguró que "Francia por supuesto no ha pagado nada" al ser preguntado en la emisora "France Inter" sobre los 6,3 millones de euros que los seis miembros de la OCDE deben pagar, según la condena de la justicia chadiana, y pese al indulto de Deby.

"Está descartado que el contribuyente francés pague seis millones de euros por errores que Francia no ha cometido", explicó el jefe del Gobierno francés, que manifestó su satisfacción por el indulto decidido por el jefe del Estado de Chad.

Precisó que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, "ha hecho la presión que se imponía para que tome esa decisión humanitaria" y mostró su esperanza de que "este caso sirva de lección a todos los que estarían tentados a lanzarse" en una aventura como la del Arca de Zoé.

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner interrogado en la emisora "RTL" sobre quién pagará las indemnizaciones impuestas a los miembros de esa ONG, contestó que "no el Gobierno" y considero que "hay mucho que decir sobre este asunto y no es todavía el momento".

Precisamente uno de los excarcelados, el médico Philippe van Winkelberg, dijo hoy que lamentaba "lo que pasó" en Chad, pero también que la misión en la que se embarcó el Arca de Zoé "haya sido interpretada como un secuestro".

Van Winkelberg, que salió ayer de la cárcel, afirmó que seguía estando convencido de la justificación de "esta acción humanitaria, así como de la buena fe de los que la organizaron", aunque admitió que hubo "ambigüedades" de las que no fue testigo directo.

Los miembros del Arca de Zoé tienen pendiente un procedimiento judicial en Francia por los mismos hechos que está en fase de instrucción, y podrían ser condenados hasta a diez años de cárcel.

  • 1