Economía

Francia mantiene la reforma de las pensiones pese a sumar seis paros

La huelga provoca la cancelación de 207 vuelos en los aeropuertos españoles.

el 12 oct 2010 / 16:37 h.

Los servicios de transporte públicos se vieron ayer mermados por la convocatoria de un nuevo paro.

El primer ministro francés, François Fillon, aseguró ayer que el Gobierno está "decidido a llevar hasta el final" la reforma de las pensiones que incluye el retraso de la edad mínima de jubilación hasta los 62 años, pese a la nueva jornada de manifestaciones que recorrieron las calles del país.

"Escuchamos, respetamos las inquietudes que se expresan, pero al tiempo quiero decir muy solemnemente ante la Asamblea Nacional que estamos decididos a llevar esta reforma hasta el final", aseguró el jefe del Ejecutivo ante los diputados en la sesión de control al Gobierno.

Lo dijo mientras más de 200 manifestaciones recorrían las calles de ciudades francesas con unos tres millones de participantes, según las estimaciones de los sindicatos.

Ante los abucheos de los parlamentarios de la oposición, Fillon aclaró que sacarán adelante la reforma "porque es razonable (...), justa, comporta avances sociales (...) y porque es indispensable para financiar" las pensiones. "En democracia, la voz de quienes se manifiestan, de quienes hacen huelga debe respetarse. Pero la voz del Parlamento que representa al pueblo francés también debe respetarse", añadió.

Horas antes, ante los diputados de su partido, el primer ministro consideró "irresponsable" que el Partido Socialista llamara a los estudiantes de 15 años a manifestarse en los desfiles contra la reforma de las pensiones y consideró que supone "una cesión a la tentación de la extrema izquierda".

Ante la Asamblea, Fillon aseguró no tener "lecciones que dar a los jóvenes llamados al rescate para rellenar las manifestaciones". "Les digo simplemente que el futuro de sus pensiones no estará garantizado por aquellos que les prometen salvar su futuro sacrificando su presente", indicó.

El respaldo de Fillon a la reforma, considerada la medida estrella del mandato del presidente, Nicolas Sarkozy, fue total.

Para el jefe del Ejecutivo no queda "margen de maniobra" para modificar el proyecto gubernamental, que ya suavizó su primer borrador en los debates en el Senado.

En la Cámara alta, donde está previsto que la revisión del proyecto finalice pasado mañana, la sesión fue interrumpida durante una hora para permitir a los senadores de izquierda que acudieran a la manifestación convocada por los sindicatos.

El Senado adoptó en la noche del lunes el segundo punto más polémico de la reforma presentada por el Gobierno, que prevé retrasar de 65 a 67 años la edad mínima para cobrar el conjunto de la pensión. Los senadores adoptaron el pasado viernes el artículo que retrasa la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años.

Lo que sí es cierto es que el número de manifestantes en la sexta huelga general en Francia contra la reforma de las pensiones aumentó tanto si se toman las cifras del Gobierno, 1,23 millones, como las de los sindicatos, que lo elevan a 3,5 millones.

El Ministerio del Interior reconoció un aumento del número de manifestantes respecto a la última jornada de movilización del pasado día 23, cuando se contabilizaron algo menos de un millón. Los sindicatos, por su parte, aseguraron que a las casi 250 concentraciones convocadas en todo el país acudieron 3,5 millones de personas, un 20% más.

La protesta recibió el refuerzo de centenares de miles de estudiantes, convocados por las organizaciones de alumnos.

Desde marzo pasado han convocado hasta en seis ocasiones a la huelga general, sin que ello haya hecho recular al Ejecutivo, decidido a aprobar la reforma. Ante este bloqueo, algunas centrales sindicales amenazaron con radicalizar y convocar huelgas indefinidas en las empresas.

CONSECUENCIAS. Un total de 207 vuelos entre España y Europa se cancelaron ayer hasta media tarde por la huelga general, informaron a Efe fuentes de Aena. De ellos, 76 debían cubrir recorridos entre España y Francia y 131 afectaron a rutas con otros aeropuertos europeos.

El IESE defiende retrasar la jubilación hasta los 70
La escuela de negocios IESE defiende, en un estudio, una reforma del sistema de pensiones que alargue hasta los 70 años la vida laboral y la introducción de un sistema de cotización mixto público-privado, un ajuste más duro del que defiende el Gobierno, que propone llegar hasta los 67 años.

El artículo, elaborado por la profesora y economista Nuria Mas, recuerda que la CE recomienda aumentar la edad de jubilación, medida que "es la que tendría mayor impacto en la sostenibilidad de los sistemas de pensiones actuales". Asimismo, menciona el caso de EEUU, donde se estudia la posibilidad de aumentar la edad de jubilación desde los 67 actuales hasta los 70 años.

El estudio se hace eco de un segundo informe, según el cual el retraso de la de jubilación tres años en España "alargaría la sostenibilidad del sistema del año 2028 a 2050", con las actuales perspectivas demográficas, de menor número de cotizantes, combinadas con una mayor esperanza de vida de los jubilados.

El retraso a los 70 años conseguiría "un aumento de las contribuciones y una reducción del pasivo global de pensiones", algo que ya han aprobado en el Reino Unido, Dinamarca y Alemania.

  • 1