Local

Francisco Javier Gutierrez Juan: "Nos ayudaría mucho más que la Cuaresma tuviera 100 días más de lo que tiene"

el 03 mar 2012 / 22:23 h.

TAGS:

Francisco Javier Gutiérrez Juan, director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla ha tenido un encuentro digital con los lectores de El Correo.

La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla es, sin duda, una importantísima institución cultural. Fundada sobre 1850, bajo el nombre de Banda del Asilo de Mendicidad de San Fernando, es una de las agrupaciones musicales más antiguas del país (Banda Municipal de Valencia 1903, Banda Sinfónica de Madrid 1909, Orquesta Nacional de España en 1942). Debido a su carácter funcionarial, desde 1913 sus componentes son profesores españoles que han de superar unas durísimas oposiciones que han hecho de esta orquesta de instrumentos de viento una de las mejores agrupaciones musicales de España. A ella han pertenecido y pertenecen músicos del más alto nivel que han ocupado relevantes puestos en la actividad cultural española. Sus directores titulares han sido Andrés Palatín, Antonio Palatín, Manuel Font Fernández, José del Castillo, Pedro Braña, Manuel Higuera, Rafael Ruiz y José Albero, siendo dirigida actualmente por Francisco Javier Gutiérrez Juan.

-Cuándo podrá grabar la marcha titulada ‘Salve Rocio de Triana, y Reina Capuchina Jerezana'. Cordialmente Casadi.
-Nos gustaría grabar toda la música que existe pero eso es muy difícil. Es difícil también grabar un disco y el contenido de los mismos viene marcado en todo momento por una serie de circunstancias, entre ella, a quién va dedicado el disco, quién lo patrocina, qué autores importantes merecen ser recordados, descubrimientos, etc... Nosotros estamos al servicio del público, de la cultura, de la historia y de los compositores. Queremos servirles a todos. Ojalá podamos grabar eso y mucho más.

-Buenas tardes. Sería posible comprobar en el archivo de la Municipal, si están las partituras de "Purificación", de D. José Martínez Peralto, dedicada a la Virgen de La Candelaria. Están extraviadas, y no tenemos constancia de ellas. Saludos. (José Antonio López Fernández -Marinero-)
-Para servirle y darle toda la información al respecto, contacte con nosotros. Estamos a su disposición.

-Son ya varios los conciertos aplazados o anulados por falta de profesores, ¿estos se deben a los recortes, pueden poner en peligro la vida de esta banda, muchas buenas palabras del Alcalde pero ná de ná? (Pedro Luis)
-Los momentos que atraviesa España son muy difíciles. La aplicación de la ley de ámbito nacional, que establece la tasa de reposición cero, impide cubrir las plazas de quienes se jubilan o dejan su trabajo por enfermedad o cualquier otro motivo. El alcalde en estos días anunció que pediría una exención de dicha ley para cuerpos como la Policía o Bomberos. Algo así habrá que hacer con la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla porque, como la lógica demuestra, si no hay músicos no hay banda. Mientras tanto, desde la Delegación de Cultura se han comenzado a tomar medidas para paliar estas carencias con los medios a nuestro alcance. Esperemos que esto cambie pronto y se pueda dotar a los servicios municipales que lo necesiten del personal necesario. Por ahora toca arrimar el hombro y en eso estamos todos: delegada de Cultura, profesores de la banda, etc...

-Le felicito a usted y a toda la Banda por el buen trabajo que desarrollan, pregunta directa. ¿Qué opinión merece el Consejo de Bandas de Sevilla y el Congreso de Bandas? (Ángel Duque)
-Como sabe, soy parte integrante del Congreso de Bandas y colaborador fiel del Consejo de Bandas de Sevilla, por tanto no creo que yo deba juzgar el trabajo que ahí se desarrolla. Lo que sí puedo decirle que nuestra intención y esfuerzo va dirigido a mantener y desarrollar este aspecto cultural tan nuestro. Creo que aunque todo se puede mejorar, algunas cosas se van consiguiendo y que, por tanto, ha sido positivo la creación de ambos organismos.

-Así como la música durante el siglo XX experimentó una evolución (en la armonía, en el ritmo, en la melodía...) ¿no podría ser aplicables estas revoluciones a las marchas de Semana Santa?, ¿Por qué no una marcha dodecafónica? (Enrike)
-Por supuesto que es posible una revolución. De hecho, hemos intentado desde la Banda Sinfónica apoyar nuevas estéticas grabando obras como ‘Cristo del Amor', de Manuel Berná, o marchas de compositores como Ignacio Marín y otros que intentan explorar nuevos caminos.

-¿Es partidario de marchas como ‘Caridad del Guadalquivir' o más de ‘Soleá dame la mano'? (Lourdes)
-Me encanta ‘Soleá dame la mano' y creo que todo el mundo lo sabe. No obstante, creo que hay que apoyar a todos los compositores porque así alguno llegará a componer obras de la calidad de ‘Soleá'. Solo tengo que dar la enhorabuena a todo el que compone, aunque lógicamente en el escalafón de obras geniales, unas ocuparán un puesto más alto y otras más bajo, como una carrera, todos no pueden llegar el primero.

-¿Volveremos a ver a la Banda Municipal tras un palio? Creo que la Semana Santa de Sevilla y la cultura en general ha perdido mucho con su retirada al ámbito de la investigación. De vez en cuando debería hacer una excepción (Luis)
-Por lo pronto, lo que deseo es que usted se una a mi en nuestras peticiones para que no llueva el Sábado Santo. Cada uno arrima el ascua a su sardina, y yo lo que deseo es poder salir este año en el Santo Entierro. Nosotros disfrutamos mucho en las tres salidas que hacemos todos los años: Santo Entierro, Corpus y Virgen de los Reyes. Es cierto, que si las bandas profesionales salieran en Semana Santa, acabarían con la fuente de financiación de las bandas no profesionales de Sevilla, pero yo creo que hay otras salidas que no harían daño a nadie y nos permitiría disfrutar de la banda de todos los sevillanos. Creo que es un buen momento para que en las salidas extraordinarias que se producen en Sevilla, se pudiera contar con la Banda Sinfónica Municipal al menos para una parte del recorrido. Esto haría posible que sin desplazar a la banda propia de cada hermandad, se pudiera al mismo tiempo gratuitamente contar con esta institución centenaria al servicio de los sevillanos. O sea, espero que se note en mi respuesta que la banda vive un momento interno maravilloso y que sin hacer daños colaterales, nos gustaría hacer partícipes a todos los sevillanos de este buen ambiente y nada mejor para ello que darle a Sevilla lo que Sevilla quiere.

-Hola, ¿Qué aporta la banda municipal de Sevilla a la música procesional? (PepeRiva3)
-Amigo Pepe, me gustaría que la banda aportara muchísimo. Ese es nuestro sueño y para eso trabajamos, pero les toca a ustedes juzgar si lo hacemos correctamente o no. Lo que puedo decirle es que intentamos interpretar lo conocido como mejor podemos, que intentamos dar a conocer lo que se olvidó, que intentamos estimular lo que se ha de componer. Todo ello lo llevamos a nuestros conciertos e, incluso, a las procesiones en las que participamos. Nos ayudaría mucho más que la Cuaresma tuviera 100 días más de lo que tiene, que la Virgen de los Reyes le diera tres vueltas a la Catedral en vez de una, y que el Corpus saliera varias veces en el año. Estudiar, estudiamos, y soñar, soñamos. Ojalá podamos satisfacerle.

-Buenos días, quiero que se moje, ¿la mejor marcha? ¿la peor? No cree que hay demasiados compositores de Semana Santa, mucho y poca calidad... (Marta Ruiz)
-Marta, quiero mojarme, pero es imposible decir cuál es la mejor marcha. Si no te lo crees, te digo unas cuantas: De Gámez la Serna un montón de marchas, de Farfán otro saco, de los Font dos expuertas, de Beigbeder una camioneta, y me paro ahí porque a este paso necesito todos los contenedores de nuestro puerto. Para la peor marcha, también haría falta un listado grande pero permíteme que sea un buen cristiano y no sea yo el que tire la primera piedra. Manuel Castillo, gran compositor y excura, antes de morir me enseñó que no hay que señalar a los malos sino premiar a los buenos. Por otra parte, no pienso que no haya demasiados compositores, que componga todo el mundo aunque no sea músico, de la cantidad podemos escoger calidad.

-¿Qué tiene la marcha ‘Amarguras' para que no haya caído en desuso y siga emocionando con el tiempo? Enhorabuena por tu trabajo al frente de la Banda Municipal (José Luis Triana)
-Gracias por el ánimo que nos das. Aprendí de grandes maestros que los triunfos en el arte hay que llamarlos aciertos. No es una regla matemática, es la conjunción de tantos factores que todavía no hay un ordenador capaz de procesar todas las variables. Creo que es técnicamente buena, que estéticamente es acorde con nuestra Semana Santa, etc.

-No cree que hay muchas marchas y muy poca calidad, se ha abusado de sacar una marcha a cada imagen, y la verdad eso va en detrimento de las verdaderas marchas cofrades, las clásicas. (Gumersinda Pino Montano)
-Te daré un dato distinto, puesto que ya a lo que me preguntas he respondido anteriormente. Creo que la competencia es buena para dar el mejor producto al público, por tanto, si a lo del pasado le salen contrincantes nuevos la competencia será total. Los compositores con títulos contra quienes no pisaron un conservatorio, los compositores del pasado contra los del futuro, etc. Que gane el mejor.

-Lo vimos en el Cerro hace unos años, ¿se puede bailar una marcha como Virgen del Valle? No cree que es un poco de locos... (Marta Bermejales)
-Estimada Marta, es imposible que todo lo que hagamos esté bien, por tanto tenemos la seguridad de que aunque no lo sepamos, fallaremos y habremos fallado en ocasiones. Esto en ningún momento me lleva a la conformidad sino a afrontar la realidad y admitir sin temor alguno que nos equivocamos. Y para que sepas lo duro que soy conmigo mismo, haz de saber que no me gusta perder ni cuando juego al solitario, pero esto debe ser compatible con la honradez de admitir que uno se equivoca como cualquier humano. Dicho esto, creo que lo que hicimos en el Cerro es maravilloso, lo hicimos nada menos que con Francisco Velasco. ¿Quién es Francisco Velasco? Es un bailarín de fama internacional que ha sido solista del Ballet Nacional de España y que da la casualidad que es uno de esos nazarenos sin rostro que tras el Cristo de los Gitanos hacen estación de penitencia por las calles de Sevilla. Lo hicimos con conocimiento y con respeto. Mi opinión personal es que fue todo un acierto, la opinión de otros es que fue todo un desacierto. Pero mi pregunta es, ¿de quién es la responsabilidad de explorar los nuevos caminos de lo cofrade? ¿A quién hay que exigirle además de calidad el que se exponga a fallar? La responsabilidad es de quienes cobran por ello, o sea, la responsabilidad de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla. Créame que lo hicimos con dedicación, esfuerzo, responsabilidad y conocimiento, y créame también que si a usted no le gustó lo admitimos con cariño y tomamos su opinión para aprender de ella todo lo que podamos. Al fin y al cabo, usted como sevillana también es nuestro jefe. Espero conocerla en vivo para que tenga la oportunidad de decirme de nuevo que no le gustó y yo poder darle muestra de afecto por su opinión.

-Sobre las bandas de música que no tienen locales de ensayo, y el último caso de las Cigarreras, ¿Qué solución le darías? (Juan Benítez)
-A menudo, los músicos pedimos muy poco para nosotros. Le devuelvo la pregunta, ¿qué solución hay para los deportes en la sociedad? ¿No se hacen campos de deportes para que puedan practicar los niños? Creo que se entiende lo que pienso, pero también pienso que la situación económica que atraviesa nuestro país en este momento, no hace posible atender todo lo que uno quisiera. Pienso que si son entidades culturales sin ánimo de lucro, deberían contar con el apoyo de la Administración en la medida de lo posible. Me consta que desde la Delegación de Fiestas Mayores hay una verdadera preocupación por este tema e interés por ayudar a todos los afectados. Creo que harán todo lo que esté en su mano para ayudar.

-Qué habría que cambiar en cuanto al funcionamiento de la Banda para que la pudiéramos disfrutar detrás de los palios? (Alfredo)
-Estimado Alfredo, a esto creo haber respondido antes. De todas formas, te digo que para nosotros es un honor acompañar a un palio.


No quiero decir adiós sin dejar de daros las gracias por todo cuanto aprendemos de vosotros. Es un privilegio trabajar para vosotros. No dejad de venir a oírnos. Un abrazo a todos.

 

 

 

  • 1