Cultura

Francisco Pacheco, del dibujo a la literatura

La doctora Marta Cacho se hace con el primer Premio de Investigación de Focus dedicado a Velázquez y su tiempo.

el 04 dic 2009 / 19:45 h.

Marta Cacho, manipulando el 'Libro de retratos' de Pacheco.
Imágenes plásticas y semblanzas verbales; uno de los primeros libros con conciencia biográfica de la Historia de España y una defensa acérrima del dibujo como máxima expresión artística.

Todo esto es el Libro de verdaderos retratos de ilustres y memorables varones del pintor sevillano Francisco Pacheco (1564-1654), maestro y suegro de Velázquez, que recogió en un volumen histórico -por su innovación, por su atrevimiento, por lo vanguardista de su formato en la España del Barroco- las semblanzas de personajes ilustres que conoció en la Sevilla del siglo XVI y XVII, a los que, además de retratar, dedicó elogiosas biografías que acompañaron y sirvieron de ilustraciones a las efigies de aquellos varones insignes en ciencias, letras y artes, como Fray Luis de León, Argote de Molina, Lope de Vega, Quevedo y hasta Felipe II.

Este preciosista volumen, cuyo original -algo deslabazado, al que le faltan algunas páginas, pero que tiene un valor histórico incuestionable- se conserva actualmente en la Fundación Lázaro Galdiano en Madrid, es el culpable de que la doctora Marta Cacho Casal haya sido galardonada con la primera edición del Premio Internacional de Investigación Alfonso E. Pérez Sánchez Velázquez y su siglo.

Así lo falló ayer un jurado compuesto por máximos especialistas en el terreno, convocados por la Fundación Focus, que enterga el premio, y que recayó en el trabajo de investigación Francisco Pacheco and his Libro de Retratos. "Es un gran honor recibir la noticia de que mi libro ha sido galardonado con el este premio", respondía ayer desde Londres esta estudiosa que actualmente desarrolla su labor en el Museo Británico.

"El honor es doble al saber que este premio está dedicado al gran historiador Pérez Sánchez, que tanto ha avanzado nuestros conocimientos sobre la pintura y dibujos españoles del Siglo de Oro y del que tanto he aprendido a través de sus publicaciones", añadía la estudiosa sobre la concesión de un premio -que la ha emocionado "profundamente"- que es "la coronación de más de cinco años de investigación, que empezaron en la biblioteca del Warburg Institute de Londres y que florecieron en bibliotecas y archivos de Madrid y Sevilla", narró ayer vía e-mail Marta Cacho.

Respecto al trabajo en sí, la autora pretende reclamar "el lugar de honor que el maestro de Diego Velázquez, Francisco Pacheco y su Libro de retratos merecen en la historiografía del Siglo de Oro español".

Y es que el libro de Pacheco, según denuncia su autora, "nunca se llegó a cerrar y el manuscrito que se conserva hoy en la Fundación Lázaro Galdiano de Madrid está compuesto por 56 retratos dibujados por el mismo Pacheco.

La mayoría de los retratos van acompañados de elogios o vidas. Se puede afirmar que el Libro ha sido la auténtica cenicienta del arte del Siglo de Oro, aunque quizás esto sea también cierto para los dibujos españoles en general, que sólo empezaron a recibir más atención en la literatura contempóranea desde hace un par de décadas, y esto también se lo debemos a la labor de Alfonso Pérez Sánchez, que le da nombre al premio, lo que lo hace doblemente valioso", explica ampliamente la doctora.

Este libro aporta, por lo tanto, un análisis profundizado de la obra de Pacheco en Sevilla, de su red de amigos y colaboradores y del panorama artístico en España a caballo entre el siglo XVI y XVII.

La visión, quizás idealizada, que nos da Pacheco en su Libro de retratos es la de "una conexión armoniosa y creativa entre la monarquía, el clero, la nobleza y los artistas. Todos estos estamentos sociales se codean, a menudo con complicidad, en su libro", insiste Cacho.

El galardón está dotado con 24.000 euros y el jurado de esta primera edición ha estado formado, entre otros, por los especialistas Aurora Egido Martínez, de la Universidad de Zaragoza; Richard Kagan, de la Universidad John Hopkins (Estados Unidos); Ronda Kasl, del Museo de Indianápolis (Estados Unidos); Benito Navarrete, de la Universidad de Alcalá de Henares; y Jesús Urrea, de la Universidad de Valladolid. Todos ellos destacaron "el rigor y la calidad científica del mismo, que supone una aportación novedosa a la figura y a la obra del pintor sevillano, maestro de Velázquez, en el contexto histórico, artístico y literario de su tiempo".

  • 1