Cultura

Francisco Rivera Ordóñez cumple 1.000 corridas actuando gratis

Después de 14 temporadas como matador de toros, Francisco Rivera Ordóñez alcanzará la cifra de 1000 corridas toreadas el próximo 17 de agosto en la plaza de Estepona. Una ocasión especial en la que actuará en solitario y a beneficio de los damnificados por la fibrosis quística.

el 15 sep 2009 / 07:00 h.

Después de 14 temporadas como matador de toros, Francisco Rivera Ordóñez alcanzará la cifra de 1000 corridas toreadas el próximo 17 de agosto en la plaza de Estepona. Una ocasión especial en la que actuará en solitario y a beneficio de los damnificados por la fibrosis quística.

"Nunca he sido torero de torear muchas corridas, pero la cifra de 1000 festejos me ha motivado", señaló Rivera en la presentación de un festejo que no es ajeno a sus propias motivaciones personales: "la plaza de Estepona la construyó mi abuelo y me hacía una ilusión especial que fuera allí".

El propio matador explicó que dos de los toros reseñados pertenecen al hierro de Zalduendo, otros dos al de Ana Romero, "faltando aún dos por definir". El diestro, que fue el principal protagonista de un acto moderado por Carlos Herrera, confesó que ese día quería "estar rodeado de todos mis amigos" antes de señalar que "sobre todo, quiero que sirva para hacer conocer una enfermedad tan terrible como la fibrosis quística, para que la gente sea consciente de que existe". Rivera también recalcó que la plaza había sido cedida gratuitamente y que tanto la cuadrilla como la banda de música actuarán desinteresadamente.

La presidenta de la Asociación Andaluza contra la Fibrosis Quística, María Fuensanta Pérez Quirós, agradeció a Rivera su gesto y señaló que se trataba de "una enfermedad poco conocida que encontraba un buen momento para ser dada a conocer". Por su parte, María Auxiliadora Domínguez Ojeda, una joven médico afectada por la enfermedad, aportó en primera persona el duro testimonio de quien tiene que convivir con ese mal que va degenerando paulatinamente la capacidad respiratoria.

También hubo lugar para que el diestro se refiriera a sus planes de futuro. "Cada día está más cerca el final, pero ahora mismo no me veo fuera de la plaza", señaló el matador, que aseguró sentirse "feliz vestido de torero, no como hace tres años, cuando hubo un momento en el que sí creía que me iba. Ahora me lo planteo año a año", concluyó.

  • 1