Local

Frenazo a la violencia en Casal

Si el miércoles el apedreamiento de un autobús escolar lleno de niños marcó la tercera jornada de huelga en los autobuses Casal, ayer los actos de violencia descendieron bruscamente: sólo se produjo una rotura de lunas de un vechículo vacío.

el 15 sep 2009 / 01:14 h.

TAGS:

Si el miércoles el apedreamiento de un autobús escolar lleno de niños marcó la tercera jornada de huelga en los autobuses Casal, ayer los actos de violencia descendieron bruscamente: sólo se produjo una rotura de lunas de un vechículo vacío.

Los hechos, según la empresa Casal, se produjeron a "primera hora de la mañana" en el barrio sevillano de Torreblanca, entre las calles San Antonio y Puerto Lumbreras. Contrastan con la virulencia del día anterior, en el que sólo hasta las doce del mediodía se sucedieron 15 actos violentos denunciados por la empresa -que los achaca al sindicato Agrupación Sindical de Conductores, convocante de la huelga-, el más grave la pedrada al autobús escolar.

El paro, como en días anteriores, fue seguido por el 100% de la plantilla de Casal, salvo los servicios mínimos estipulados para los recorridos urbanos (del 50%) e interurbanos (25%). Y al igual que en los otros tres días de protestas anteriores, ni la emrpesa ni ASC se sentaron a negociar. la huelga tiene previsto acabar hoy, salvo que se impongan las tesis de que la protesta debe tomar carácter indefinido, idea que plantean algunos conductores de Casal y que sedebatirá la semana que viene, según expuso el presidente del comité de empresa, José Manuel de la Portilla.

Entre las reivindicaciones destacan las medidas sociales y el aumento de los salarios base (de 875 euros al mes), así como la reducción de la jornada a 38 horas semanales y una jornada máxima de 10 horas, con descansos de 30 minutos. También reclaman servicios en el Prado de San Sebastián de Sevilla, sobre todo para las conductoras. En todo caso, ayer reiteraron su "rechazo tajante" a los actos violentos como el apedreamiento, de los que les acusa la dirección de Casal. Por ello han anunciado acciones judiciales.

Con Tussam.

La empresa, por su parte, teme que las estrategias de ASC en la empresa municipal de Sevilla Tussam y en Casal "se coordinen" y la huelga retorne durante la Feria de Abril, como ha anunciado el comité de empresa de Tussam para el servicio de autobús en la capital. Ayer por la mañana, por primera vez en el transcurso de la huelga, Casal declinó pronunciarse sobre el inicio de conversaciones para poner fin al conflicto, que afecta a 15 líneas metropolitanas -11 del Consorcio y cuatro de Tussam- y a 30.000 usuarios al día. El paro, de cinco días, comenzó el lunes y esta previsto que hoy acabe.

  • 1