Local

Frente sindical para que el obrero "no pague el pato"

El que avisa no es traidor y los sindicatos han puesto sus cartas sobre la mesa: no permitirán que los trabajadores "paguen el pato" de la situación económica. Eso supondra "radicalizar" sus posiciones reivindicativas frente a los empresarios.

el 15 sep 2009 / 03:58 h.

TAGS:

El que avisa no es traidor y los sindicatos han puesto sus cartas sobre la mesa: no permitirán que los trabajadores "paguen el pato" de la situación económica. Eso supondra "radicalizar" sus posiciones reivindicativas frente a los empresarios y la administración pública e "intensificar las tensiones" en el diálogo social. Mañana se celebra el 1 de mayo y este año el Día Internacional del Trabajo tendrá especial "carga reivindicativa".

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, expuso ayer su razonamiento: "Cuando ha habido beneficios, nadie ha ofrecido mejorar las condiciones laborales, ha habido una pelea permanente en los convenios. Ahora que llega la crisis, se recurre a lo fácil, congelar los salarios y echar trabajadores".

Tiene claro que el nivel salarial de los andaluces, con "los sueldos más bajos del país", no es la causa de la "crisis" sino una política empresarial y económica basada en la "especulación" y en "inflar" la inflación.

Desde CCOO, Francisco Carbonero, recordó que llevan "años avisando" de la necesidad de cambiar el patrón de producción, basado en la construcción y los servicios, para diversificar a actividades que generen más valor añadido, y que se crea empleo pero "precario y eventual", sobre todo por la incorporación de mujeres, jóvenes e inmigrantes "que serán los primeros en sufrir las consecuencias".

Pastrana y Carbonero lanzaron propuestas como avales para ayudar a las pymes, bonificar el consumo en determinados sectores y buscar inversiones del exterior. En definitiva, exigieron a la administración que ponga "todo el dinero público posible para incentivar la actividad y generar empleo", lo cual consideran "incompatible" con las "rebajas generalizadas de impuestos".

Sin embargo, dudan de que la Junta se esté dotando de la estructura adecuada para afrontar la situación. Critican que las políticas activas de empleo se hayan fraccionado entre Empleo e Innovación cuando hay que formar a trabajadores que tienen que cambiar de sector y que en las consejerías más económicas no haya órganos específicos para trabajar con las empresas y captar otras actividades.

  • 1