Local

Frente vecinal contra bloques de trece plantas en Santa María de Ordás

Frente vecinal contra la especulación urbanística. Residentes de Santa María de Ordás y Miraflores y entidades como Retiro Obrero y Tós por igual se unen para denunciar "irregularidades" en la construcción.

el 14 sep 2009 / 20:12 h.

TAGS:

Frente vecinal contra la especulación urbanística. Residentes de Santa María de Ordás y Miraflores y entidades como Retiro Obrero y Tós por igual se unen para denunciar "irregularidades" en la construcción. Se oponen a bloques de 13 plantas y 284 pisos que Ferrovial proyecta en un solar de la Carretera Carmona.

Cinco largos años de litigio para evitar lo que, según los vecinos, es una "aberración urbanística" en alusión a la edificación de bloques de más de ocho plantas en el antiguo solar Tysa Ford, hoy propiedad de Ferrovial. En concreto, tras la adenda al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de octubre de 2006, el terreno de unos 8.000 metros cuadrados acogerá finalmente bloques de "hasta un máximo de 15 plantas" [aunque, de momento, la constructora sólo tiene previsto levantar 13 plantas] y un total de 284 viviendas. "Nada que ver" con el convenio urbanístico rubricado por Uriva S.A. y el gerente de Urbanismo, Emilio Carrillo, el 29 de marzo de 2004 por el que se ambas partes se comprometían a la edificación de un máximo de ocho plantas y 210 viviendas.

Los vecinos del entorno de Santa María de Ordás están hartos de ver cómo se han estado "lucrando" sus dueños todos estos años con las plusvalías de las compra-venta del suelo. Por ello, han decidido unirse en la Plataforma Vecinal Contra la Especulación Urbanística, que integran varias entidades vecinales y presidentes de comunidades afectadas. Aseguran sentirse "engañados y manipulados" por Urbanismo, pues en palabras de su portavoz, José Real, no se les ha notificado este "aumento de plantas ni de las viviendas". Real explica que tuvieron conocimiento de las modificaciones al interesarse por las obras del plan de barrios.

En este sentido, nada más conocer las modificaciones de la adenda al PGOU explican que se han dirigido en varias ocasiones a Urbanismo "sin recibir más que buenas palabras y pocos hechos".

Critican que en mayo de 2003 el Partido Andalucista, por entonces gestor de Urbanismo, planteó un primer convenio urbanístico, que no llegó a rubricarse, por el que planeaban la construcción de bloques de 15 plantas y 250 pisos. Ya entonces los vecinos se opusieron a este proyecto por considerarlo "exagerado" en una zona "ya saturada demográficamente". Entonces, recalca Real, "intervinieron Izquierda Unida, PSOE, Ecologistas en Acción y el Foro Arquitectura y Compromiso Social" y añade: "El caso llegó hasta la Fiscalía Anticorrupción".

Ante este contexto, los vecinos exigen ahora que se respete el convenio urbanístico de 2004 de las ocho plantas y 210 hogares para el solar. En su demanda argumenta que el barrio "no está suficientemente equipado con servicios públicos para absorber este crecimiento poblacional". Si bien Urbanismo alega que la edificabilidad no ha aumentado, más bien se ha reducido: en 10.000 metros cuadrados. Hace unos días han presentado un recurso de reposición.

  • 1