miércoles, 20 marzo 2019
09:50
, última actualización
Economía

Fresas con sabor a innovación

Ifapa investiga nuevas variedades para dotar de mayor calidad al producto.

el 21 ago 2011 / 18:55 h.

La innovación se ha colado en los cultivos de fresa. El motivo, mejorar la producción de una fruta que en los últimos años resplandecía por fuera pero perdía su sabor al primer mordisco. Sin embargo, la calidad no es el único objetivo. El control biológico realizado por el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) además permite la creación de variedades propias de fresa.

El centro Ifapa de Churriana (Málaga) es el responsable de identificar "los genes responsables de que la fresa sea de buena calidad", explica el presidente del instituto, Javier de las Nieves. Un trabajo que está adscrito al proyecto Transforma en el cual la Consejería de Agricultura ha invertido 600.000 euros durante cuatro años para aplicar la tecnología al medio agrario.

Pero la investigación no se encuentra sola en esta aventura. Ifapa cuenta con la colaboración de tres empresas del sector "para aplicar los conocimientos adquiridos en la finca experimental El Cebollar -en Huelva- a los cultivos que luego se comercializan", indica De las Nieves.

Fresas Nuevos Materiales, Nuevas Técnicas de Fresa y Freshuelva Viveristas son las responsables de multiplicar la planta madre y producir una mayor cantidad de las nuevas variedades. Para el presidente del instituto colaborar con estas tres empresas -que representan el 75% del sector- ayuda a estar más cerca de los productores y, por tanto, avanzar más en los estudios.

Aunque el Ifapa ya ha elaborado doce clases distintas de fresa, según explica el presidente de Freshuelva Viveristas, Alfredo Arcos, "solo dos han presentado las posibilidades de calidad y productividad precoz" para empezar a cultivar. Pese a que la viabilidad es buena, las cooperativas no ven la posibilidad de comercializar hasta dentro de dos o tres años.

Las empresas del sector han encontrado en el trabajo del instituto la llave para dejar de depender de la investigación extranjera. Para el director técnico de Fresas Nuevos Materiales, Antonio Refoyo, el mayor atractivo de aplicar la tecnología a la producción de la fresa es "obtener variedades propias y competitivas".

El presidente del Ifapa destaca el valor de las investigaciones tanto con financiación pública como privada. Sin embargo, De las Nieves insiste en que la aportación empresarial debería ser mayor, "puesto que con la política de cofinanciación se demuestra que el trabajo de la investigación es una caja llena de ventajas para el sector".

Por el momento las fresas nacen con el propósito de ser degustadas por los paladares más selectos. Según explica Arcos, "el hecho de que la investigación dote de más consistencia a las nuevas variedades ayuda a abarcar más mercados y competir con lo mejor del sector". No en vano, el presidente de Freshuelva Viveristas no descarta que en unos años todo el mundo pueda consumir esta fruta.

Para el presidente del Ifapa la investigación no solo aporta un valor añadido a la producción, sino que además ayuda a dejar de lado una visión desgastada del tratamiento de la fresa de cara al mercado extranjero.

  • 1