Economía

Frutales de Villaverde para países cálidos

Más de un siglo de historia y casi 50 años exportando. Viveros Orero, procedente de Alicante, aunque ya tiene el 100% de su producción en Villaverde del Río (Sevilla), vende sus árboles frutales y olivos a más de una decena de países. Su especialidad: aquellos situados en zonas de clima cálido.

el 15 sep 2009 / 07:03 h.

Más de un siglo de historia y casi 50 años exportando. Viveros Orero, procedente de Alicante, aunque ya tiene el 100% de su producción en Villaverde del Río (Sevilla), vende sus árboles frutales y olivos a más de una decena de países. Su especialidad: aquellos situados en zonas de clima cálido.

Ya en los años sesenta Viveros Orero vendía parte de sus árboles frutales y olivos a países de la UE y del norte de África, aunque ahora el peso del negocio en el exterior es mucho mayor. De hecho, el 60% de su producción se destina a los mercados internacionales. "Nuestros principales clientes se encuentran en Turquía, Oriente Medio y norte de África", destaca Juan Orero, gerente de la empresa.

Viveros Orero se ha especializado en variedades que se comercializan en países con clima cálido para hacer frente a la competencia existente en los viveros tradicionales centroeuropeos. "Sólo competimos con los mercados locales, donde normalmente la calidad de los productos es inferior, aunque es verdad que lo es también su precio", indica Orero.

Precisamente para poder competir en precios, hace dos años la empresa puso en marcha una filial en Turquía, a modo de joint venture, al 50% con una compañía del país, donde la mano de obra es ocho veces más barata que en España, además de ser abundante.

"Por ahora la filial sólo produce para el Estado turco, que está en expansión, pero no descartamos que a partir de esta empresa, denominada Beta Orero, podamos llevar nuestros árboles a otros mercados". Por ahora, la empresa no se plantea abrir nuevas filiales en otros países. "Es complicado por la dimensión de la firma, aunque no descartamos abrir filiales comerciales", añade Orero.

Los mercados a los que llegan sus árboles -más de una decena, entre los que se encuentran Túnez, Egipto, Marruecos, Etiopía, Arabia Saudí, Jordania o El Líbano, entre otros- "valoran fundamentalmente que las variedades de las que contamos no se encuentran en sus propios países". Para disponer de novedades que ofrecer a su clientela, Viveros Orero compra tecnología relacionada con el sector tanto en España como en otros países y colabora con centros de investigación y universidades para desarrollar nuevos plantones.

En estos momentos, las variedades más demandadas son los frutales de hueso, como la nectarina o el melocotón, aunque depende de la temporada. "En el sector son muy pocas las firmas que se atreven a exportar, ya que resulta complicado vender plantas vivas a lugares alejados, porque son muy susceptibles a las enfermedades", precisa.

De hecho, hay algunos mercados donde los mecanismos de control son tan estrictos que impiden a la empresa exportar sus productos a esos países, como es el caso de Estados Unidos. En cualquier caso, la firma no descarta llegar a nuevos lugares de Oriente Medio y Asia para seguir abriendo sus oportunidades de venta.

  • 1