domingo, 21 abril 2019
08:37
, última actualización
Local

"Fue un acto de homofobia"

Los jóvenes piden que se haga justicia mientras que Colega reclama una normativa que impida este tipo de incidentes

el 26 abr 2010 / 20:54 h.

TAGS:

Aún no se han recuperado del triste incidente que tuvieron que soportar en una de las casetas del Real durante su visita a la Feria. Luis y Jonatan, la pareja gay expulsada por dos matrimonios de la caseta la Letra de Cambio en la calle Manolo Vázquez número 41, intentan volver a su rutina diaria con la confianza puesta en la justicia de la que esperan que repare el “daño moral” que les provocó la agresión.


“Lo que nos ocurrió en la Feria fue claramente un acto de homofobia”, señaló Luis Fernández, uno de los afectados. Según consta en la denuncia presentada el domingo en la comisaría de Nervión, los hechos ocurrieron “sobre las 3.30 horas de la madrugada”, momento en el que la pareja estaba en el interior de la caseta bailando junto a unos amigos, cuando “dos parejas que se encontraban en la caseta les recriminaron el que se dieran un beso”. En ese instante, una señora “que se identificó como socia de la caseta”, y que según indicaron los denunciantes rondaba “los 50 años de edad”, les recriminó que “esta es nuestra casa y que para besaros os vais a la calle”, expuso Luis Fernández.


El titular de la caseta donde se produjeron los hechos, Ángel Eugenio Sánchez, aclaró a este periódico que “fue algo sin importancia” y que en ningún momento “se les agredió o echó”, sino que fueron ellos los que se marcharon “voluntariamente” cuando se les pidió que cambiaran su actitud “por ser una caseta familiar y no por ser homosexuales”. El propietario espera que este hecho “no pase a mayores” y que “el Ayuntamiento respete nuestra caseta”.

Ya en Madrid, la pareja intenta recuperar la normalidad y mantenerse en el anonimato, aunque ya han recibido todo tipo de tentativas para mostrar su imagen en los medios. “Nos han llamado de todas las televisiones pero prefiero mantenerme al margen” explicó. En poco días regresarán a Sevilla para el juicio del caso del que esperan “que se haga justicia”.

La Federación Andaluza Colegas mostró ayer su apoyo a la pareja y anunció que pedirá al Ayuntamiento de  la ciudad la aprobación de una normativa contra la discriminación en  las casetas del recinto ferial.

  • 1