martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Deportes

Fuenlabrada, primero de dos pasos en Madrid para ver la luz

Tras siete derrotas seguidas y una sola victoria en 12 partidos, las urgencias del Cajasol son ya casi dramáticas. Al equipo de Pedro Martínez no le sirve otra cosa que empezar a ganar con regularidad. Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 20:11 h.

Tras siete derrotas seguidas y una sola victoria en 12 partidos, las urgencias del Cajasol son ya casi dramáticas. Al equipo de Pedro Martínez no le sirve otra cosa que empezar a ganar con regularidad o de lo contrario el descenso será una realidad inevitable. En Fuenlabrada le resultará complicado sin un gran nivel defensivo.

Hacer cábalas con el Cajasol, cuando mantiene tan pírrico botín de victorias no tiene mucho sentido, pero el caso es que la derrota de ayer del MMT Estudiantes en casa ante el Bruesa le permite ver el futuro a corto plazo con un gran aliciente. Si gana hoy en Fuenlabrada se asegura poder igualar con el propio Estudiantes dentro de dos semanas en la visita que realizará al equipo colegial -antes jugará ante el ViveMenorca en San Pablo-, que es el primer rival hoy por hoy fuera de la zona de descenso que ocupan los sevillanos y el CB Murcia.

Para hoy en el Fernando Martín, una cancha históricamente favorable a los cajistas (seis triunfos en diez partidos), tendrá que ofrecer la solidez, sobre todo defensiva, que hasta ahora pocas veces, muy pocas, ha mostrado. Será un aspecto fundamental porque los de Pedro Martínez tendrán delante el tercer mejor equipo en ataque de la ACB (82.33), liderado por uno de los jugadores debutantes que más están sorprendiendo, el escolta estadounidense Brad Oleson, segundo anotador de la liga con 20,3 puntos de media y unos porcentajes excelentes, primero en tiros de dos (68,66) y segundo en triples (44,21). Pueden tener los de Luis Guil, que sólo han ganado un partido de los últimos cinco (son undécimos con 5 victorias, tres de ellas en casa), un gran hándicap con la previsible ausencia de otro de los jugadores revelación, Saúl Blanco, uno de los jugadores nacionales que mejores prestaciones está ofreciendo esta temporada, con un promedio de 14,7 puntos. El ovetense, de 23 años, en el año de su explosión, es duda por un esguince de tobillo.

Además de ellos dos, están en buena dinámica dos jugadores ex cajistas, ambos pívots, Antonio Bueno (9,9 puntos y 3,6 rebotes) y Nikoloz Tshitishvili (9,8 puntos, 5.5 rebotes. El base internacional letón Kristaps Valters es el segundo asistente de la ACB (5,17).

La irrupción de Caner-Medley ha dado al equipo un plus en la pintura tanto en defensa como en ataque, pero en esta ocasión el Cajasol requiere también de una buena dinámica defensiva en los jugadores de perímetro, como es obvio. El porcentaje de puntos que encaja de promedio el Caja (84,17, la segunda peor defensa), uno de sus grandes lastres, no es compatible hoy, a todas luces, con la victoria.

Igualmente, habrá que comprobar si el periodo de adaptación del base estadounidense DeJuan Collins ya ha concluido y empieza a despejar dudas, cuando el regreso de Andrea Pecile, que ya ha viajado con el equipo pero que sigue siendo duda en la recta final de su lesión del codo derecho, es muy esperado por el club y por Pedro Martínez, visto lo visto con Collins.

  • 1