viernes, 16 noviembre 2018
14:24
, última actualización
Local

Fujitsu lanza un sistema para adelgazar la administración pública

"Las comunidades autónomas en España tienen mucho margen para el ahorro", dice un directivo.

el 11 nov 2011 / 18:43 h.

TAGS:

Fujitsu, la tercera empresa mundial de tecnología de la información, ha presentado en Munich una nueva aplicación informática en la red que servirá para ahorrar costes a empresas e instituciones públicas. Se trata de un servicio enmarcado dentro de una nueva filosofía de mercado de las TIC, el cloud business solutions, o lo que comúnmente se ha dado en llamar la nube.

La nube no es otra cosa que internet, simplificando mucho. Es, en realidad, un concepto creado para delimitar la idea misma de internet, pero a grandes rasgos es más o menos lo mismo: un espacio virtual para colgar información o encontrar aplicaciones diversas, algunas enfocadas al entretenimiento y otras más centradas en la profesionalización del mercado. La nube sería como ponerle vallas al campo, y dentro de esas vallas crear un espacio privado de contenidos y servicios concretos, como hace Fujitsu o Microsoft para vender su tecnología, o un espacio público de contenidos genéricos y gratuitos, como hace Google o Amazon.

La nueva plataforma CRM, que se presentó el miércoles en Munich ante 10.000 profesionales del sector de las TIC de 80 países, es una versión más de la nube que ha desarrollado Fujitsu, en la que incluirá un paquete de servicios para gestionar la relación entre empresas y clientes (por ejemplo, almacenamiento y gestión de datos que maneja un banco). La novedad: los servicios que se ofrecen sólo se pagan cuando se usan. Fujitsu no vende licencias ni obliga a adquirir un paquete de aplicaciones de las que la empresa sólo utilizará unos pocos y no a todas horas. Lo que hace, más bien, es arrendar un servicio concreto por un tiempo concreto.

Los expertos que asistieron a la presentación durante el Fujitsu Forum coinciden en el potencial de la nube para los negocios a gran escala. "Es una fórmula flexible y elástica, que se adapta a los picos altos de demanda y a los de bajo consumo, como las noches, los periodos vacacionales... No queremos que el cliente pague el 100% del servicio si a veces usa el 40%. El promedio de uso de las tecnologías en la nube es del 35%, según los mejores analistas", explicó Rolf Schwirz, consejero delegado de Fujitsu.

La nueva plataforma CRM saldrá al mercado en el primer trimestre de 2012. Nadie, por el momento, ha desvelado el coste de los servicios contratados en la nube de Fujitsu, ni se ha estimado el ahorro para las empresas. La multinacional está convencida de que la nube representa un mercado emergente con muchísimo potencial, y su estrategia de mercado será muy agresiva en este campo, aunque seguirá combinándolo con la venta de servicios hardware. Schwirz espera que para 2015 el 30% del negocio de la empresa se gestione a través del cloud computing. Pymes y multinacionales empezarán paulatinamente a descargarse determinados procesos de la cadena de montaje, que pasarán a realizarse desde la nube, lo cual les permitirá mayor agilidad, más perspectiva de mercado y menores costes.

La filosofía de esta aplicación en internet parece estar diseñada, ex profeso, para responder a las circunstancias económicas que atraviesan las administraciones públicas, que junto con la banca son los grandes clientes de Fujitsu. El mensaje de austeridad del gasto público con el que la Unión Europea machaca a casi todos los países miembros ha obligado a los gobiernos, en el último año y medio, a buscar fórmulas muy diversas para reducir el déficit en un plazo muy corto. Algunas son estructurales, como la reforma laboral o las políticas de consolidación fiscal, y otras conducen a repensar la gestión de lo público de una forma más eficiente y barata.

Andalucía. La Junta de Andalucía, que tiene la mayor red corporativa del país, es un cliente potencial de Fujitsu. El 80% del sistema sanitario público de España depende de sistemas y tecnología de esta multinacional, incluido el SAS. Fujitsu cuenta en España con 2.000 intermediarios encargados de promocionar y distribuir los servicios de la compañía en busca de clientes potenciales, y antes de que finalice el año fiscal (marzo) pretenden duplicar esa cifra. Las administraciones públicas y las pymes están en el punto de mira de la estrategia de venta de Fujitsu en el país. "Las comunidades autónomas en España tienen mucho margen para el ahorro en el uso de tecnología", dice Juan María Porcar, directivo de estrategia de negocio de la multinacional. El mayor inconveniente, por ahora, es superar los recelos y el escepticismo del empresariado español a todo lo que tenga que ver con internet.

La crisis, (no) vista por los mercados

Durante los dos días que ha durado el Fujitsu Forum, en Munich, no se ha oído a ningún directivo de la compañía mencionar la palabra crisis. El estado de cuentas que presentó la multinacional nipona a sus futuros clientes y distribuidores es una realidad paralela a la que viven los gobiernos europeos, distinta a la que aparece a diario en la primera página de los periódicos. Cuesta unos minutos entender que, de repente, la crisis ha desaparecido, la prima de riesgo no importa, el déficit disparado no existe y el desempleo es un bulo. Hasta que de repente uno despierta: estos son los mercados. Son los otros personajes de la historia, los que están al otro lado del tablero de ajedrez, frente a los gobiernos que se desmoronan, los organismos supranacionales que colapsan, los políticos que pierden credibilidad y los millones y millones de parados. Fujitsu es el cuarto mayor proveedor de tecnología de la información del planeta , tiene una facturación anual de 50.000 millones de dólares, 170.000 empleados, 1.800 en España, de los cuales 300 están en un centro de gestión ubicado en Camas (Sevilla) y otro centenar en Málaga, donde está la única fábrica de hardware de Fujitsu del país (por ejemplo construyen los cajeros de La Caixa). En 2010, el mismo año en el que Grecia, Irlanda y Portugal tuvieron que ser rescatadas por la UE, Fujitsu facturó 54.559 millones de dólares. Sólo en el segundo trimestre de este año, 14.400 millones, un 12% más. Y la UE ha tardado el doble en aprobar una ayuda mísera de 8.000 millones de euros a Grecia. Rolf Schwirz, consejero delegado de la compañía, dijo "tener un sueño": 6.000 millones de euros de facturación anual en 2015 en Europa (ahora, 4.360 millones) y liderar el sector.

 

  • 1