Local

Fumata blanca en el CGPJ

El nuevo CGPJ estará formado por siete mujeres -hasta ahora había dos- y 13 hombres. Ayer, tras dos años de bloqueo, los grupos cerraron sus listas de vocales, listas con un marcado carácter político. Margarita Robles, ex secretaria de Estado con el PSOE, y Gema Gallego, instructora del caso del ácido bórico, están entre los elegidos.

el 15 sep 2009 / 11:27 h.

TAGS:

El nuevo CGPJ estará formado por siete mujeres -hasta ahora había dos- y 13 hombres. Ayer, tras dos años de bloqueo, los grupos cerraron sus listas de vocales, listas con un marcado carácter político. Margarita Robles, ex secretaria de Estado con el PSOE, y Gema Gallego, instructora del caso del ácido bórico, están entre los elegidos.

El PSOE y el PP consiguieron poner fin a dos años de bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y pactaron la lista de nuevos vocales que tendrá esta institución, sin magistrados no afiliados a las asociaciones judiciales y con siete mujeres. Entre los 20 candidatos, que serán elegidos la semana próxima por el Parlamento, figuran la magistrada del Tribunal Supremo y ex secretaria de Estado de Interior, Margarita Robles, a propuesta del PSOE, y la juez instructora del caso del ácido bórico, Gema Gallego, por iniciativa del PP.

Asimismo, formará parte del CGPJ Miguel Carmona Ruano, presidente de la Audiencia Provincial de Sevilla. Carmona fue propuesto por Jueces para la Democracia y apoyado por el PSOE. Concepción Espejel (PP), la presidenta de la Audiencia de Guadalajara que revocó un informe que descartaba negligencias en el incendio forestal de 2005 también está en las listas. Otra novedad es la incorporación de un secretario judicial, el presidente de su Colegio Nacional, Antonio Dorado Picón, por el PP. Les acompañará el hasta ahora conseller valenciano de Justicia y Administraciones Públicas, Fernando de Rosa.

Los dos partidos mayoritarios sugirieron nueve nombres cada uno, en tanto que CiU planteó un candidato (Ramon Camp, ex vicepresidente del Parlamento de Cataluña), y otro el PNV, su ex diputada Margarita Uría.

Como principales encargados de la negociación, el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, y la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se felicitaron por el acuerdo y destacaron el "equilibrio" del nuevo CGPJ respecto al mundo judicial y el perfil "profesional" y "técnico" de los vocales. Ambos aseguraron no haber hablado del nombre del sustituto de Francisco José Hernando como presidente de la institución, quien a su vez presidirá el Tribunal Supremo, aunque consideraron muy favorable para el acuerdo el buen ambiente de las conversaciones. Una vez elegidos por mayoría de tres quintos en los plenos del Congreso y el Senado de los próximos 16 y 17 de septiembre, los 20 nuevos miembros votarán a su presidente.

Alonso subrayó la "estabilidad" que introduce el pacto de una institución sometido a importante "desgaste" e hizo hincapié en que, de las siete mujeres, cuatro las ha propuesto el PSOE. Junto a él compareció el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para destacar el "alto nivel técnico" de los nuevos vocales.

Desde el PP, el líder del partido, Mariano Rajoy, calificó como un "dato positivo" el pacto, pero insistió en que le importa más que se mejore el funcionamiento de la Justicia. En esta línea, Soraya Sáenz de Santamaría valoró el acuerdo como primer paso para modernizar la Justicia.

El acuerdo entre el PSOE y el PP para renovar el Poder Judicial pone fin a la anormalidad institucional que suponía que este órgano llevara casi dos años en funciones, aunque, lejos de las pretensiones de pluralidad de los grupos, es de marcado carácter político. Así se deduce de una primera lectura de la lista de los nombres de los 20 vocales, entre los que hay una ex secretaria de Estado con el PSOE, un consejero autonómico del PP y dos ex diputados nacionalistas. Tampoco el Gobierno socialista ha logrado su objetivo de trasladar al Poder Judicial la mayoría progresista que reflejaron los resultados electorales de 2004 y del pasado mes de marzo, ya que el PP se asegura una minoría de bloqueo que hará imprescindible su acuerdo para las decisiones más importantes.

La inclusión de un representante propuesto por el PNV -Uría- en lugar del que en el anterior consejo tuvo IU y la presencia una vez más de un vocal de CiU tampoco parece que vaya a ayudar a conseguir esa mayoría, especialmente en cuestiones como la despenalización parcial del aborto o de la eutanasia, sobre las que el Gobierno ha abierto el debate y el CGPJ deberá pronunciarse.

  • 1