Economía

Funcas pronostica una recesión puntual en España a final de año

La Fundación de las cajas de ahorros achacan la vuelta a tasas negativas a las medidas de ajuste fiscal.

el 23 jun 2010 / 20:03 h.

Será sólo una cuestión puntual, aunque no deja de ser una caída. La economía española terminará el año en recesión, según prevé la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) , que considera que en los trimestres tercero y cuarto el PIB volverá a tasas negativas, mientras que para 2011 augura índices de crecimiento intertrimestral positivos, aunque moderados.

El último número de Cuadernos de Información Económica de Funcas destaca que la economía española se contraerá el 0,7% este año y crecerá el 0,3% en 2011, cinco décimas menos de lo previsto debido al impacto de las nuevas medidas de ajuste fiscal.

Funcas indica que de esas cinco décimas de rebaja, tres son consecuencia de la reducción de la inversión pública y el resto responsabilidad de las demás medidas, así como de los efectos multiplicadores negativos.

Para el segundo trimestre de este año, Funcas espera un estancamiento del PIB, con una notable caída del consumo público y el mantenimiento de la tendencia a la baja de la inversión en construcción, pero también con una aceleración del consumo privado por la anticipación de las compras a causa de la subida del IVA.

Asimismo, señala que todavía hay factores que van a lastrar el crecimiento, como es el hecho de que el nivel de endeudamiento privado sigue siendo muy elevado, que no se ha terminado de corregir el exceso de capacidad productiva en el sector de la construcción y que el número de viviendas sin vender no se ha reducido.

Además, indica que las entidades financieras continúan saneando sus balances y que la competitividad perdida en los últimos años en términos de costes laborales no se ha recuperado.

En opinión de Funcas, el fuerte incremento del ahorro y el reducido nivel de la tasa de inflación subyacente indican que los mecanismos de ajuste cíclico están en marcha, pero subraya que los desequilibrios acumulados durante los años de expansión han sido muy elevados y su depuración llevará todavía bastante tiempo.

Funcas no descarta nuevas turbulencias en los mercados financieros que podrían elevar aún más el coste de la deuda pública, lo que obligaría a realizar un ajuste fiscal mayor y dificultar el acceso a financiación exterior por parte de las entidades financieras y no financieras españolas, algo que acentuaría la restricción de crédito.

En cualquier caso, resalta que la consolidación fiscal producirá efectos positivos sobre el potencial de crecimiento, si bien advierte de que estos efectos se verán a medio plazo y no de no de forma inmediata.

Por otra parte, Funcas considera que los tipos de interés ya no van a seguir descendiendo, lo que supone que la carga de la deuda volverá a incrementarse.

En cuanto al paro, augura una tasa del 19,9% este año, que alcanzará el 20% en 2011. Además, revisa a la baja el déficit público previsto hasta el 10,1% en 2010 y el 6,9% en 2011.

Esta previsión tuvo una respuesta por parte de la máxima autoridad económica del Ejecutivo. Así, la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, aseguró ayer que los pronósticos de Funcas para el último periodo del presente año "no coinciden con las cifras del Gobierno".

El país no es un riesgo


La agencia de medición de riesgos Fitch dice que las preocupaciones sobre la solvencia de España son exageradas, a menos que el riesgo de desaparición del euro sea mayor de lo previsto. Así, Fitch señala algunos de los atributos positivos de la economía española, como los elevados ingresos y la diversificación de la economía, la fortaleza financiera, el moderado endeudamiento del Estado y la credibilidad de las medidas de reducción del déficit.

  • 1