Economía

Funcas: "Si hay fusiones con cajas foráneas, las andaluzas las liderarán"

Los movimientos en el mapa financiero español están arrancando y el papel de las cajas de la región puede ser crucial. El director de Análisis Financiero de Funcas opina que Andalucía "probablemente" liderará los procesos de fusión o de integración que le afecten, que "podrían darse" con entidades de territorios cercanos.

el 16 sep 2009 / 07:38 h.

Los movimientos en el mapa financiero español están arrancando y el papel de las cajas de la región puede ser crucial. El director de Análisis Financiero de Funcas opina que Andalucía "probablemente" liderará los procesos de fusión o de integración que le afecten, que "podrían darse" con entidades de territorios cercanos.

La comunidad andaluza es una de las que más movimientos ha protagonizado en los últimos meses en lo que a fusiones de cajas se refiere. Unicajasur, con tres de las cinco entidades financieras andaluzas implicadas, es el proyecto que más ríos de tinta ha provocado, aunque puede no ser el único.

El director de Análisis Financiero de Funcas y consultor de la Reserva Federal de Chicago, Santiago Carbó, señaló ayer a este diario que el papel de Andalucía será clave en los procesos en los que pueda verse envuelta. "Las entidades de la comunidad probablemente liderarán las fusiones o integraciones que se produzcan con otras cajas más pequeñas, porque pueden ser cajas compradoras gracias a la fortaleza que han demostrado".

En este sentido, indicó que "lo lógico" sería que estos movimientos se produjeran con regiones "afines, de territorios cercanos o que compartan con ellas proyectos comunes", en velada alusión a Extremadura, donde tiene sus miras puestas Cajasol. Su buena posición se debe, según el consultor de la Reserva Federal, "a que han estado menos expuestas que otras del país al desplome del sector inmobiliario".

Lo que sí ve alejado Carbó es el proyecto de caja única en Andalucía. "Hay dos entidades que ya han dejado claro que quieren permanecer autónomas, tomar sus propias decisiones", subrayó, en referencia a Caja Granada y Cajasol. Así, defendió que "los órganos de Gobierno de cada una de las cajas deben decidir qué es lo mejor para ellas y sus posturas hay que respetarlas".

Según sus previsiones, los principales movimientos, "que serán más de integración que de fusión, ya que con la segunda se obtienen resultados más drásticos porque es más fácil reducir personal", se darán entre otoño e invierno. En este punto, precisó que "los próximos seis meses serán claves para el mapa financiero nacional".

En estos momentos, aseguró, las entidades españolas se encuentran en un momento de "estudio interno" para ver cómo afrontar el futuro y también para ver cómo pueden beneficiarse del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) aprobado por el Gobierno.

Por todas estas circunstancias, Carbó, que es también decano de la Facultad de Económicas de Granada, afirmó que los procesos de fusiones e integraciones se alargarán en el tiempo, por lo que la normalización del sector podría producirse dentro de "entre tres y cinco años". Así, el escenario que cabe esperar es el de "un negocio que crecerá poco y reflejará el estado de la economía española, en la que no habrá grandes sectores para absorber el paro, que ha crecido enormemente en los últimos meses".

En cuanto al grado de exposición de las entidades financieras a medio plazo por cuestiones como la morosidad, Carbó precisó que las cajas "podrían tener algo más (de morosidad) que el resto de las entidades porque están en el ojo del huracán" como principales concesionarias de créditos hipotecarios.

  • 1