jueves, 13 diciembre 2018
02:51
, última actualización
Local

Gadafi será sepultado

El CNT teme que se profane la tumba del ex dictador, que pasó sus últimos días armado, leyendo el Corán y quejándose por la falta de electricidad.

el 23 oct 2011 / 14:59 h.

TAGS:

El Consejo Nacional de Transición libio (CNT) está determinado a enterrar el cadáver del coronel Muamar al Gadafi, muerto el jueves en extrañas circunstancias tras ser arrestado por los rebeldes en Sirte, último bastión gadafista.

"Nosotros como musulmanes no vamos a dejar que las emociones se impongan, tenemos que respetar el cadáver, esta es la postura del CNT", dijo el miembro de la máxima autoridad rebelde Abderrahim al Keib.

Los cuerpos del coronel y de su hijo, que fueron traslados de Sirte a Misrata, de donde eran originarios los rebeldes que lo capturaron, han sido expuestos públicamente hasta este sábado.

Sobre su entierro ha habido numerosas especulaciones, incluso que sería arrojado al mar, una procedimiento contrario a la ley musulmana, que dicta que el cadáver sea enterrado en las 24 horas después de su muerte, algo que ya transgrede su exposición pública.

"Somos gente civilizada no lo tiraremos nunca al mar, eso lo hacía Gadafi, lanzaba los cuerpos de los libios al mar y los quemaba, pero tenemos nuestra moral, religión, tradiciones y costumbres y no lo tiraremos", subrayó el también miembro del CNT Salem Canan.

No obstante, Canan reconoció que el lugar de su sepultura "es una cuestión sensible para la que se consultará a su familia y a su tribu", debido a que el CNT teme que su sepultura sea profanada.

"Gadafi era un criminal y mató a gente de todas las ciudades del país. Todo el pueblo quiere vengarse y existe el problema de que si se conoce el sitio de su entierro llegue alguien y destruya su tumba o saque su cuerpo o lo queme", agregó Canan.

Los últimos días de un dictador

Gadafi pasó sus últimos días leyendo el Corán, comiendo pasta y quejándose de que en la asolada ciudad de Sirte no había electricidad, según contó uno de sus colaboradores más estrechos al diario "New York Times". 

 Gadafi, que gobernó el país durante 42 años, estaba al final de sus días cansado de huír permanentemente, dijo al rotativo el ex jefe de la guardia revolucionaria libia, Mansur Dhao Ibrahim. 

 Según contó, Gadafi estuvo armado en todo momento, pero jamás disparó un tiro. Tampoco entendió por qué Libia se había alzado contra él. En los últimos días sólo había tenido contacto con el mundo exterior a través de un teléfono vía satélite con el que llamaba a emisoras de radio o televisión. 

 En la destrozada ciudad de Sirte, donde cambió varias veces de casa, Gadafi se quejaba una y otra vez: "¿Por qué no hay  electricidad? ¿Por qué no hay agua?" 

 Por otro lado, tres días antes de morir Gadafi había pedido en una  nota ser enterrado en Sirte, su ciudad natal, cerca de sus familiares  y por el rito islámico, según informa la web pro gadafista Seven Days  News. 

 Además, quería que, en caso de ser asesinado, su familia fuera  tratada bien, especialmente su mujer y sus hijos. 

 "Los libios deben preservar su identidad, sus logros, su historia  y la inspiración de sus héroes (...) Deben continuar resistiendo  cualquier agresión extranjera", escribió Gadafi según la web. Al  parecer, ésta obtuvo la nota de uno de los tres hombres a los que se  la entregó el ex líder. Sin embargo, no los identifica y la  información no ha podido ser verificada de forma independiente.

  • 1