Local

Gala flamenca de Antares para dos maestros

Carmen Linares y Manolo Sanlúcar recibieron anoche un homenaje en Sevilla.

el 18 dic 2012 / 22:49 h.

TAGS:

Carmen Linares, Manolo Sanlúcar, Marina Heredia y Juan Carlos Romero.

La VI Gala Flamenca del Club Antares de Sevilla rindió homenaje anoche a dos de los artistas fundamentales del arte flamenco de nuestro tiempo, Carmen Linares y Manolo Sanlúcar. Ambos son considerados grandes maestros de este arte y como tal han sido tratados, con independencia del éxito del concierto flamenco, que quizá fuera lo de menos. Lo que importaba era tener un gesto con estos dos artistas y ese objetivo se cumplió con creces, con mucha gente en el Lope de Vega, caras conocidas y un acto de no más de dos horas.

Fueron invitados para homenajear a los veteranos artistas la cantaora granadina Marina Heredia y el guitarrista y compositor onubense Juan Carlos Romero. No vamos a descubrirlos a estas alturas, pero parecía que se habían puesto de acuerdo en una cosa: en que hubiera en el escenario la misma temperatura que en la calle. O sea, mucho frío, algo que no hace buena liga con el arte flamenco, que es un arte muy caliente, de carácter, en el que la emoción lo desborda todo a veces y llega a fallar la cabeza. Pero cuando no hay emoción y todo es frío, encorsetado, estamos hablando de un arte flamenco menor. El guitarrista Juan Carlos Romero es quizás uno de nuestros mejores compositores, pero su música flamenca es fría. De técnica muy depurada y poca alma jonda, anoche nos deleitó con seguiriyas a ritmo, tanguillos, nanas y bulerías de su último disco.

A Marina Heredia, cada vez que se le pregunta por sus referencias casi nunca habla de Carmen Linares, sino de Camarón de la Isla o Enrique Morente. Eso no es óbice para que la joven artista reconociera, como hizo anoche, el mérito de la maestra y, curiosamente, cantar a continuación unos tangos dedicados a Morente. Gustó en los fandangos de Granada, abandolaos, y en unos preciosos villancicos.

El gran escritor y periodista gaditano Juan José Téllez glosó a los homenajeados, con arte, como siempre, y los dos maestros se fueron felices a casa. H

  • 1