viernes, 14 diciembre 2018
06:34
, última actualización
Local

Galadí cree que Sevilla podría perder "su credibilidad" si paraliza la torre Pelli

el 31 ene 2012 / 15:15 h.

TAGS:

Manuales de la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía.
El presidente de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Antonio Galadí, ha alertado este martes de que Sevilla se arriesga a perder su propia "fiabilidad y credibilidad" ante los inversores, además de su "más destacado filón" económico en el caso de que, finalmente, la torre de 178 metros de altura que promueve Cajasol-Banca Cívica en la isla de la Cartuja sea paralizada o vea recortada su altura. Galadí ha defendido "el razonamiento legal y jurídico" que respalda al proyecto y ha señalado que la patronal está "a favor" de la construcción de la torre, si bien ha reclamado que la iniciativa marque "un antes y un después" para la isla de la Cartuja y para Sevilla mediante la creación de nuevas infraestructuras.


En declaraciones a Europa Press, Antonio Galadí ha informado de que la propia directiva de la Confederación Empresarial Sevillana ha analizado ya el intenso debate suscitado en Sevilla a cuenta de este proyecto impulsado por Cajasol-Banca Cívica conforme al diseño del arquitecto César Pelli. Y es que, como es sabido, la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) tramita un expediente acerca de los efectos de esta torre de 178 metros de altura sobre los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad; la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

EL INFORME DE ICOMOS

Un reciente informe elaborado por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), merced a una visita cursada el pasado mes de noviembre de 2011 a Sevilla, recomienda "parar las obras" y revisar el perfil del proyecto al implicar "un excesivo e indudable impacto negativo en el territorio de transición y la percepción" de los tres monumentos en cuestión. La Unesco, de cualquier modo, debatirá nuevamente el expediente relativo a Sevilla en la XXXVI sesión de su Comité de Patrimonio Mundial, convocado el próximo mes de junio en San Petersburgo (Rusia).

Dado el caso, Antonio Galadí ha comenzado su argumentación señalando que aunque Sevilla "es una ciudad horizontal" donde esta torre "destacaría de forma espectacular por su tamaño", las "joyas" monumentales declaradas Patrimonio de la Humanidad están "lo suficientemente lejos" del lugar donde se alza la torre, más de 1.500 metros, de hecho. "No creo que eso ponga en peligro la catalogación de Sevilla como ciudad monumental", ha defendido el líder de la patronal sevillana, quien ha insistido en que la Giralda, el antiguo minarete almohade que corona la Catedral, no corre peligro como símbolo de la ciudad porque siempre será "la torre más bonita del mundo".

PARAR LAS OBRAS "SERIA UN PALO MUY FUERTE"

En el plano económico, Galadí ha recordado los efectos de "esta grave y aguda crisis" en Sevilla, pues la provincia ha perdido aproximadamente 4.000 empresas en los últimos años y la tasa de paro ha escalado hasta el 28,5 por ciento. Y es que, ante las voces que reclaman la paralización de la torre, Antonio Galadí ha avisado de que este proyecto es "el más destacado filón" económico y de puestos de empleo en el sector de la construcción de Sevilla, un sector que "arrastra a otros muchos sectores". Paralizar las obras, como ha advertido, sería "un palo muy fuerte" para la economía sevillana y el empleo. "Sería cerrar una mina", ha enfatizado.

Pero además, Galadí ha reclamado una perspectiva a largo plazo del asunto, pues según ha manifestado, paralizar las obras o revisar el proyecto en favor de una "torre mocha" generaría una imagen mediante la que "los futuros inversores creerían que en Sevilla nos movemos por impulsos, que aquí no hay seguridad jurídica". La ciudad, según ha alertado, corre el riesgo de perder "su fiabilidad y credibilidad" como ciudad y lugar de inversiones, algo que "sería malísimo para el futuro". "No se puede paralizar unas obras mirando al pasado, cortando en seco el razonamiento jurídico y legal que respalda a un proyecto", ha defendido el jefe de los empresarios de Sevilla.

PIDE NUEVAS INFRAESTRUCTURAS EN LA ZONA

Por eso, ha manifestado que los empresarios están "a favor" de este proyecto, aunque ha reclamado fuertemente que esta iniciativa "marque un antes y un después" en la isla de la Cartuja y la ciudad. Y es que Galadí pide que el proyecto esté acompañado de infraestructuras que refuercen el papel de la isla de la Cartuja como polo económico. "Necesitamos un aparcamiento bien dimensionado, una conexión por metro o incluso un nuevo puente", ha mencionado como nuevos recursos aparejados a la construcción de la torre al objeto de que el proyecto se traduzca en "una mejora sustancial" para el conjunto de la ciudad.

  • 1