Economía

Galán carga contra ACS y responde a la gala EDF "que no es bienvenida"

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló ayer que a su compañía quiere ser independiente y cargó contra quienes tratan de torpedear. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 00:26 h.

En pleno aluvión de rumores sobre los planes del gigante público francés EDF y la constructora española ACS para controlar Iberdrola, el presidente de ésta, Ignacio Sánchez Galán, señaló ayer que a su compañía quiere ser independiente y cargó contra quienes tratan de torpedear.

A pesar de que Sánchez Galán insistió hasta la saciedad en que las informaciones aparecidas en prensa son meras "especulaciones", no eludió enviar un mensaje a los posibles compradores: la compañía francesa no cuenta con apoyo alguno ni dentro ni fuera de la empresa, con la excepción de ACS. "Y EDF no es bienvenida ni desde el punto de vista accionarial ni político ni sindical", dijo durante la presentación de los resultados del grupo de 2007.

A continuación le tocó el turno a ACS, accionista de la eléctrica con un 7,7% directo más otro 5% en derivados financieros y también de Unión Fenosa (45%). Galán cargó contra la constructora que preside Florentino Pérez, a la que amenazó con llevar a los tribunales si sus conversaciones con EDF perjudica los intereses de Iberdrola, por generar inestabilidad y estar en conflicto con el resto de los accionistas de la eléctrica.

"Los hechos están demostrando que sus intereses como competidor están superando a los de accionista", afirmó. Para demostrar la soledad de la constructora, el directivo, que en las últimas semanas ha recabado el apoyo del resto de accionistas y líderes políticos autonómicos, aseguró que cuenta con el respaldo "del 90%" del accionariado de la eléctrica.

Beneficios. Récord. El beneficio neto de Iberdrola el año pasado ascendió a 2.353 millones de euros, un 41,8% más, la cifra de ventas, a 17.468 millones, un 58,5% por encima de la de 2006, y el resultado bruto de explotación (o Ebitda), a 5.538 millones, un 42,4% más. En cambio, la filial Iberdrola Renovables ganó 163,8 millones, un 35,9% menos que en 2006, y sufrió ayer un revés bursátil (-6,97%).

Su presidente la presentó como una empresa "global", "modélica", con un modelo de negocio "exitoso" y merecedora del calificativo de campeón energético nacional "del que tanto hemos venido hablando en los últimos meses". Recordó que Iberdrola es la compañía energética número uno en España y cuarta del mundo por valor bursátil y la número 21 del índice bursátil europeo Eurostoxx 50.

Dijo verse respaldado desde el ámbito político. Así, consideró que el ministro de Economía, Pedro Solbes, fue "bastante claro y explícito" sobre ese posible desembarco de EDF en Iberdrola y, por tanto, se mostró convencido de que el Gobierno "sabrá defender los intereses de España y los ciudadanos".

Mientras, en París, donde EDF presentó también sus resultados de 2007, el presidente de la compañía pública francesa, Pierre Gadonneix, reiteró que "no iniciará" ningún movimiento sin contar con el visto bueno del Gobierno español, y consideró, pues, prematuro aventurar la acogida de una eventual oferta.

  • 1