domingo, 09 diciembre 2018
19:35
, última actualización
Economía

Galardón para cuatro motores de la economía andaluza

CEDE premia la labor de Ayesa, Grupo Medina, Fundación Cruzcampo e Instituto San Telmo.

el 03 nov 2014 / 22:43 h.

TAGS:

Foto de familia de los premiados con Isidro Fainé y el alcalde de Sevilla. Foto de familia de los premiados con Isidro Fainé y el alcalde de Sevilla. El salón Gótico del Real Alcázar fue el escenario anoche de la entrega de unos premios al éxito, la dedicación empresarial y la globalización. Un escenario en el que empresarios, políticos, altos directivos y personajes de la vida social sevillana se dieron cita para homenajear «el trabajo, el esfuerzo y el talento». La Confederación Española de Directivos y Ejecutivos ( CEDE), presidida por Isidro Fainé, galardonó a a cuatro directivos en reconocimiento a su contribución a la globalización empresarial y al desarrollo de la economía española y andaluza. Los premiados fueron José Luis Manzanares (Ayesa), Rocío Medina (Grupo Medina), Richard Weissend (Fundación Cruzcampo) y Antonio García de Castro (Instituto Internacional San Telmo). El acto de entrega de premios, en el Real Alcázar de Sevilla, contó con la presencia de directivos, empresarios y representantes institucionales de Andalucía y el resto del país, encabezados por el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, e Isidro Fainé, presidente de CEDE, quienes hicieron entrega de los galardones. José Luis Manzanares Japón recibió el Premio CEDE a la internacionalización. Su compañía, Ayesa, es una empresa presente en más de 25 países, líder en servicios tecnológicos integrales en el ámbito de la ingeniería, la consultoría y los sistemas informáticos, apostando firmemente por la inversión en I+D+I. Algunos de sus éxitos han sido la creación de técnicas de automatización de canales, la realización de proyectos de encauzamiento de importantes ríos de España y, además, es pionero en la modernización de regadíos. Manzanares habló en nombre de los premiados. Improvisó para resaltar la labor de sus compañeros de galardón y dijo estar orgulloso de recibir este premio de manos de CEDE. «Hace falta un ejército, los directivos, para salvar al país. Competimos con otros países, creamos empleo, riqueza y esperanza. El futuro de España está en manos de sus directivos y tenemos acreditada una larga y exitosa experiencia», defendió recordano los últimos 40 años de historia. «Tengo orgullo de pertenecer a esta casta de directivos», concluyó. El alcalde, por su parte, dio las gracias a CEDE por hacer a Sevilla el centro del congreso sobre la Globalización empresarial y aplaudió la labor de los homenajeados, su «capacitación y experiencia». «Más de 2.500 directivos en Sevilla, me llenan de orgullo y satisfacción y haremos todo para que estén como en su casa. Y a todo el que quiere invertir, no va a encontrar un ayuntamiento que le de más facilidades», concluyó tras recordar que los trámites están recortados «al máximo». «Con garantías jurídicas, transparencia y fiabilidad», defendió. El Premio CEDE al crecimiento empresarial fue para Rocío Medina, que dirige el Grupo Medina, empresa familiar de Huelva fundada hace más de 50 años y que se ha convertido en uno de los viveros de plantas de fresa más importantes de Europa. Hija del fundador, ha hecho una apuesta constante por la innovación y una amplia diversificación. Gracias a ello, el Grupo Medina ha conseguido posicionar la provincia de Huelva como la mayor productora y exportadora de fresa fresca del mundo. Richard Weissend, presidente ejecutivo de Heineken España, recibió en nombre de Fundación Cruzcampo el Premio CEDE a la solidaridad empresarial, por su labor como foro de encuentro para todo tipo de actividades de promoción y el reconocimiento de la actividad artística y cultural, la formación y la ciencia, la protección del patrimonio y el fomento de la economía. Este galardón reconoce la labor de esta Fundación y el cumplimiento de su misión a través de innovadoras iniciativas como el proyecto Con el Talento del Sur, en el que se promociona la cultura y capacidades artísticas de los andaluces. Por último, el Premio a la formación del Directivo recayó en Antonio García de Castro, director general del Instituto Internacional San Telmo. Este galardón reconoce la eficiente labor de esta institución en la formación y el desarrollo de las habilidades empresariales de jóvenes estudiantes, convirtiéndolos en futuros directivos.

  • 1