Deportes

Galera está 'orgulloso' de frenar el convenio entre el Betis y el Ayuntamiento

El presidente anterior a Manuel Ruiz de Lopera, Hugo Galera, fue criticado por enésima vez por su sucesor durante la presentación de las nuevas equipaciones y el médico, esta vez, no se calló.

el 16 sep 2009 / 05:13 h.

El presidente anterior a Manuel Ruiz de Lopera, Hugo Galera, fue criticado por enésima vez por su sucesor durante la presentación de las nuevas equipaciones y el médico, esta vez, no se calló. En declaraciones a Canal Sur, Galera definió a Lopera como "persona embustera" y llegó a decir que se sentía "orgulloso" de haber impedido que se firmase el convenio entre el Betis y el Ayuntamiento porque advertía el riesgo de que la recalificación del estadio no derivase en beneficios para el club. "Me siento muy orgulloso de haber interrumpido el convenio urbanístico porque los beneficios no habrían sido nunca para el Betis, sino para él mismo", alegó.

Galera también negó que Lopera recogiese un Betis con 5.000 millones de pesetas de deuda, como dijo el actual consejero delegado. "El plan de saneamiento exigía unos avales que puse yo. La deuda se redujo a 3.000 millones, de los que 2.000 entraban en el plan. Quedaban 1.175 que constituyeron el capital social: 475 se cubrieron con la campaña de suscripción, otros 308 eran de unos avales que asumió él y el resto es lo que él dice que puso, aunque algunos no lo creemos. Ningún presidente ha cogido el Betis con 1.175 millones en el banco, como hizo él. De hecho, nadie lo cogió nunca con más de 50 ó 60 millones", explicó. El ex dirigente también recordó que Lopera era vicepresidente económico en aquella época, con lo que estuvo al tanto de la auditoría que en su día realizó la Liga y por supuesto conocía las cuentas de la entidad. Lopera lo negó anteayer.

LA AUDITORÍA DE AZABAVHE. Y hablando de auditorías, desde hace varias semanas se viene hablando del presunto intento de Azabache para comprar las acciones a Lopera. Según eldesmarque.com, este grupo empresarial está a la espera de una auditoría que incluso ha sido aprobada por el mandamás verdiblanco.

  • 1