Economía

Gallois admite que la situación es 'crítica' y supone una amenaza

Más negro aún pinta el horizonte EADS a sus trabajadores, ante quienes reconoce, en una circular interna, que el programa del A400M se encuentra en una "situación crítica", hasta tal punto que este programa, que tiene en Sevilla su planta de ensamblaje y el centro de entregas, llega a representar "una muy seria amenaza para nuestra empresa".

el 15 sep 2009 / 21:08 h.

Más negro aún pinta el horizonte EADS a sus trabajadores, ante quienes reconoce, en una circular interna, que el programa del A400M se encuentra en una "situación crítica", hasta tal punto que este programa, que tiene en Sevilla su planta de ensamblaje y el centro de entregas, llega a representar "una muy seria amenaza para nuestra empresa".

En esa nota, a la que tuvo acceso Europa Press, el consorcio explica a sus empleados lo que ya se conoce, que ha iniciado conversaciones con los clientes, a los que ha propuesto analizar conjuntamente las características técnicas, calendarios de entrega y la arquitectura del contrato.

Además, EADS asume que "no se alcanzaron todas las metas fijadas para 2008, pues si bien los programas del NH90 y el A380 van mejor, aún no se ha alcanzando la estabilidad plena". 2009 "será el año en el que la crisis puede y debe ser un impulso del cambio".

Pero ayer en las instalaciones de EADS Defensa y Seguridad en Newport, Gallois no despejó con demasiado énfasis los posibles efectos que puede tener sobre la plantilla del consorcio aeronáutico los problemas del A400M, que obligarán a redefinir el programa a fondo.

Hace unos días, su rival directo, el constructor estadounidense Boeing, anunciaba el recorte de 4.500 empleos en su división de aviones comerciales. ¿EADS planea algo parecido en Airbus? "De momento, a día de hoy, 13 de enero, no estamos preparando un plan como ése", precisó Gallois, que, no obstante, admitió que todas las semanas se analiza la situación de la empresa con el objetivo de ajustar el ritmo de producción a la demanda de los clientes.

Palabras que no hacen sino generar más incertidumbre. Los trabajadores no están demasiado tranquilos y tienen la guardia en alto. El anuncio del freno en la producción del avión tendrá evidentemente sus consecuencias en San Pablo, donde se ha estancado el ensamblaje de aparatos hasta que se solucionen los problemas con los motores. EADS no quiere llenar de aviones los hangares. Nada de estocaje.

El propio Gallois admitió ayer que será a partir de la segunda mitad de este año cuando se dejen sentir los efectos de haber congelado el ritmo de producción.

Será, pues, la evolución del mercado la que marque las decisiones en este ámbito, en el que lo último será, según explicó, tocar a la plantilla fija. "Somos una organización basada en mucho empleo temporal y mucha subcontratación". La conclusión es que el consorcio cuenta con "cierto margen de ajuste" antes de tomar a otras decisiones.

Al plan de ahorro Power8, al que luego se sumó la versión Power8+ y después Future EADS, hay que agregar otro factor: la crisis económica.

  • 1