Deportes

Ganar en el Santiago Bernabéu no es utopía

El Sevilla de Caparrós y el de Jiménez lograron tumbar al Real Madrid cuando nadie lo esperaba.

el 23 abr 2012 / 19:57 h.

Romaric marcó en aquel 3-4 de 2008.

¿Está capacitado el Sevilla para ganar al Real Madrid en el Santiago Bernabéu? La respuesta, a priori, tiene más visos de ser negativa que positiva. No en vano, la diferencia actual entre ambos conjuntos es enorme. Los escandalosos ¡42 puntos! que les separan en la clasificación lo dicen absolutamente todo. Mientras el equipo de José Mourinho está a un paso de proclamarse campeón de Liga y se encuentra a las puertas de la final de la Champions, el Sevilla busca una plaza en competición continental con el margen de error dilapidado.

El varapalo sufrido en el Coliseum frente al Getafe y el posterior empate en casa con el Levante han sido sendos jarros de agua fría. Las opciones de lograr la clasificación para la Champions se han puesto casi imposibles y estar en la Europa League tampoco va a ser fácil. Por todo ello, el partido de este domingo contra el Real Madrid se convierte en una cita donde es obligado puntar para seguir aspirando a los torneos europeos.

Por un lado estará el Real Madrid, un equipo que sólo ha perdido dos encuentros en lo que va de Liga: Levante y Barcelona. El azulgrana es el único que ha sido capaz de tumbar al de Mourinho en el estadio del Paseo de la Castellana. Málaga y Valencia lograron arañarle un punto, y no hace mucho de eso. Todo lo demás han sido victorias en casa (14 de 17 posibles) con una media de goles tremenda: 3,7. Sólo Cristiano Ronaldo ha marcado más (42 lleva el portugués) que el conjunto nervionense (41).

Enfrente, el Sevilla, quinto mejor visitante del campeonato merced a sus cuatro victorias (Zaragoza, Valencia, Racing y Granada), seis empates (Villarreal, Osasuna, Atlético de Madrid, Barcelona, Mallorca y Betis) y siete derrotas. El problema es que es tan capaz de ganar en Mestalla al tercer clasificado como de perder en El Molinón frente a un serio candidato al descenso.

EJEMPLOS A SEGUIR. En estos momentos, el Sevilla, fuera de los puestos europeos, se encuentra en idéntica situación que en 2004, cuando era décimo a estas alturas... y acabó clasificándose para la Copa de la UEFA tras ganar tres de sus cuatro últimos partidos: Athletic, Albacete y Osasuna. Sólo perdió con el Valencia, campeón ese año.

Joaquín Caparrós dirigía a aquel Sevilla, que esa temporada ganó al en el Bernabéu (0-1) al Real Madrid de Raúl, Ronaldo, Figo, Beckham, Zidane, Owen y compañía. Un gol de Julio Baptista puso fin a casi 20 años sin salir victorioso de ese estadio. Pese a la buena campaña de los nervionenses, pocos apostaban por su victoria ante uno de los grandes aspirantes al título liguero. Y ganó.

Como también lo hizo, hace tres temporadas, el Sevilla de Manolo Jiménez. Venció por 3-4 con goles de Kanouté (dos), Romaric y Renato. El ítalo-brasileño decidió un partido vibrante en el que los de Nervión llegaron a tirar un 1-3 en la segunda parte. El tanto de Renato en el minuto 84 decidió aquel 7 de diciembre de 2008 ante un Real Madrid con futbolistas como Raúl, Sergio Ramos, Cannavaro, Robben, Van der Vaart o Higuaín.

DÍA SOÑADO. Una de las victorias más sonadas -si no la que más- en el coliseo merengue la firmó el Sevilla de Juande Ramos. No ganó allí su partido de Liga -clave a la hora de dejar escapar el título- pero sí luego, en la vuelta de la Supercopa de España. Aquel 3-5, actuación estelar de Kanouté, entre otros, ha pasado a la historia del club como uno de sus mejores encuentros. Eran otros tiempos.

Sumando todas las competiciones, el saldo de las 81 visitas al Bernabéu es de 58 derrotas, 12 empates y 11 victorias, 91 goles a favor y 219 en contra.

Pocos apostarán por un triunfo del Sevilla este domingo frente al Madrid de Mourinho, pero la historia está llena de sorpresas. Además, la semifinal de Champions contra el Bayern (mañana) tendrá su peso.

  • 1